Primer día sin tráfico

Roma es una ciudad estupenda, pero muy contaminada. Nada extraño teniendo en cuenta la cantidad de tráfico que tiene. Yo noto como le quito hojas a mi calendario cuando monto en bici y mi amiga villaodonesa nos comentó que cuando se lavaba las manos le salían negras. Yo nunca me he dado cuenta, pero ¡claro! será que yo soy un poco cochinilla y me lavo poco las manos. Ayer leí en el periódico que, a consecuencia de esta contaminación, la administración de la ciudad ha decidido cortar el tráfico en todo el centro – en la zona que queda dentro del “gran raccordo”, que es el anillo que rodea la ciudad – durante cuatro domingos. Mañana uno de diciembre es el primero de ellos (el 19 de enero, el 23 de febrero y el 23 de marzo serán los siguientes). El tráfico no se cortará todo el día, sólo unas horas (de las 7.30 a las 12.30 y de las 16.30 a las 20.30).
20131128_122313
Se supone que potenciarán el transporte público (¡¡ya veremos!!) y que, para completar, harán diversas “fiestas” tipo “vamos a montar en bici todos juntos”. Cuando leo la noticia,la idea no me parece mala, de hecho es bastante interesante. Pero luego, cuando sigo leyendo, veo que hay una lista con…los ¡¡¡30!!! tipos de vehículos que sí que podrán circular: los eléctricos, los híbridos, las motos, los de policía, los de emergencias sociales, los de mantenimiento, los taxis, los oficiales, los de personas con discapacidad, los de médicos, veterinarios y sacerdotes en trabajos de urgencias, los que transporten alimentos o servicios, los que lleven a participantes en ceremonias religiosas, los de la televisión, los relacionados con el control aéreo del tráfico, los que sirven para mantener el metro, los de las empresas que trabajan para el ayuntamiento y los de los vendedores ambulantes de los mercadillos que se llevan a cabo los domingos.
Vamos que me parece a mí…¡¡qué mañana va a ser un día cualquiera en Roma!!. Aún así, yo iré en bicicleta.

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s