Los Abruzos 4

20140228_110005
Después de unos cuantos días perdidos entre sus calles, alejados del mundanal ruido, sin internet, sin televisión, sin noticias de política o de crisis, nos alejamos de Santo Stefano di Sessanio, con el ánimo, como casi siempre, de volver. Y para celebrar nuestras últimas horas allí…ayer cayó una nevada vespertina, con miles de copos con forma de estrella, como esos de los dibujos animados o como esos que siempre me traen a la memoria las Navidades en mi pueblo berciano. Y hoy, como somos como somos, nos hemos despedido a lo grande, con solete, pero…¡¡con unas buenas lentejas de la tierra!!, que aquí, por cierto, las hacen viudas, pero con trozos de pan tostado.

20140228_102203

Después de comer, a través de un paisaje lleno de montañas y amplios valles verdes, dejando atrás la imagen de los pueblecillos grises alzándose sobre colinas, y gracias a la “interesante” (por llamarla de alguna manera) carretera de la foto, llegamos hasta Sulmona.

20140228_150057

Sulmona es la capital de otro de los parques nacionales de los Abruzos, en este caso del Parque Nacional de la Majella. Es el pueblo donde, hace ya unos cuantos años, nació Ovidio, el poeta. De hecho la calle principal del pueblo se llama Corso Ovidio y une la catedral, con la Piazza Garibaldi, que es una grandísima plaza a la que se llega a través de un acueducto del S.XIII. A medio camino entre ambos, también está el Palazzo dell´Annunziata. Y esto es todo lo que hay que ver en el pueblo que, pese a ello, tiene bastante animación y, además, se encuentra en un lugar muy bonito, con el macizo de Morrone de telón de fondo.

20140228_162920

Lo típico del pueblo (en lo que a comer se refiere) son los confetti, algo parecido a lo que aquí conocemos como “peladillas”, es decir almendras recubiertas, pero en este caso, la cobertura, en lugar de ser de azúcar, suele ser de chocolate, pero también de otros sabores, algunos de ellos bastante exóticos, como flor de naranja, cedro o pino. Por supuesto los hemos probado y yo…¡¡me quedo con nuestras peladillas!! 🙂

20140228_155812

Los Abruzos 3

Después de otra media jornada de esquí, con buena temperatura y un sol espléndido, hemos emprendido la marcha hacia el lago di Campotosto. Por el camino, apenas hemos encontrado coches. El paisaje era idílico, de alta montaña, animándonos el viaje, la presencia de vacas y caballos, que cortaban la carretera, e incluso aves rapaces que nos sobrevolaban.
20140227_121553
El lago es en realidad un embalse artificial enorme, que tiene forma de i griega (Y) y que incluso se puede cruzar en coche por un puente. Pero la vista del pueblo de Mascioni a los pies del lago era muy bonita. 

20140227_123649

Aunque estando allí, de repente, el tiempo ha cambiado y ha comenzado a nevar de una manera asombrosa, tanto que, cuando en tan sólo unos minutos la carretera estaba cubierta, nos ha empezado a preocupar el asunto y hemos salido pitando de nuevo hacia L´Aquila para comer, bastante bien por cierto. Por fortuna, el tiempo ha mejorado según bajábamos. Después, de vuelta a nuestra casita de San Stefano a hacer vida rural.

20140227_125842

Los Abruzos 2

20140226_070918
Después de desayunar como los auténticos campeones, con las cosas que nos dejaron los dueños de la casa, nos fuimos a esquiar a las pistas del Gran Sasso, también llamadas de Campo Imperatore. Bueno, en realidad esquiaron la rubia y el ojazos. Maridísimo esta vez se quedó de ayuda de cámara de sus pequeños y yo no esquié, que para mí no hay tortura mayor que combinar frío y deporte, así que lo del esquí no lo termino de entender demasiado bien. Eso sí, las vistas de toda la cordillera de los Apeninos frente a nosotros ha sido más que excepcional.

20140226_105906

Pensando en aquellos de vosotros que sois casi olímpicos del esquí, le he preguntado a maridísimo su opinión de las pistas y parece que no están mal para pasar el rato. No hay mucha gente y los precios son bastante baratos. Hay que subir en un funivia (funicular) que sube de 1118 metros a 2118 metros. ¡Es increíble!. Desde las pistas se ve el pico más alto de los Apeninos, que se llama Il corno grande y roza los tres mil metros (2920).
La pista de esquí con Il Corno Grande al fondo.
La pista de esquí con Il Corno Grande al fondo
Luego hemos estado en algunos pequeños pueblos y finalmente comiendo en L´Aquila, un pueblo que no es bonito, todo hay que decirlo. Antes de volver a nuestro San Stefano que, no sé si os he dicho, sólo tiene 100 habitantes…¡¡una algarabía continua!!

Los Abruzos 1

Aún no son ni las siete de la mañana del miércoles 26, pero ya es de día fuera. Están empezando a salir los primeros rayos de sol. Eso es bueno. Sol. Porque si no fuese así, me comenzarían a entrar dudas existenciales sobre la razón por la que estamos aquí. ¿Aquí? ¿Dónde? Os preguntaréis.

20140225_155220

Aquí, como Marco, en los Apeninos. Concretamente en la zona de los Abruzos. Una zona que está a algo más de una hora de Roma y que tiene tres parques nacionales: El de Abruzzo, Lazio y Molisé, el de la Majella y el del Gran Sasso y Montes della Laga. En este último es en el que estamos nosotros desde ayer al mediodía, en una encantadora casa rural en el pueblo de Santo Stefano di Sessanio, a 1200 metros de altura, desde el que se contemplan los picos más altos de los Apeninos. Los paisajes son preciosos, de eso no cabe duda y caminando por las calles empinadas del pueblo te sientes totalmente alejado del mundanal ruido, pues aquí todo es paz y tranquilidad y los muros de las casas son enormes y…estamos sin cobertura…¡¡¡aaaayyyy, qué me va a dar algo!!!

20140225_160700

El pueblo de Santo Stefano fue baluarte de los Medici en el SXVI. Hoy en día es un pueblo de color gris enclavado en lo alto de una colina (como casi todos). Pero el pueblo no es gris, porque tiene verdaderamente mucho encanto. Sus calles estrechas y empinadas, sus arcos, sus rincones que parecen ciegos y que sin embargo esconden una rendija por la que puedes aparecer en otro lado…Hoy en día, muchas casas, incluso la torre principal del pueblo, están sujetas con andamios y sirgas, para intentar paliar los efectos que produjo en el pueblo el terremoto que hace unos cinco años afectó tanto al vecino pueblo del Aquila. Y además se comen unas lentejitas súper ricas…ñam!!

20140225_164740

PD: Seguiré escribiendo y tan pronto como vuelva a encontrar señal os enviaré nuevas señales de humo…

Las luces de Roma

Solos de nuevo después de otra visita entrañable. Roma sigue siendo maravillosa y sigue reportándonos momentos increíbles. La emoción de poder descubrir cada rincón de esta ciudad al mismo tiempo que descubrimos gente nueva, se mezcla con el placer de compartir esta ciudad con la gente de allí que nos quiere y a la que queremos. También hay momentos tristes, porque amigos que nos prometieron venir, ya no podrán hacerlo. Pero el recuerdo, como Roma, es eterno…

20140223_174717

Roma es fantástica por la mañana, recién levantada, especialmente cuando puedes permitirte el lujo de volar sobre sus tejados caminando por Villa Borghese ,desde el mirador del Pincio a Trinitá dei Monti. Sobre todo si además madrugas y tienes el privilegio de ver como los primeros rayos de sol bañan las calles de la ciudad casi vacía.

20140223_181343

Roma es fantástica durante el día, aunque tengas que buscar cada rincón entre su bullicio y su jaleo. Pero, las mejores imágenes de Roma, en mi opinión, son aquellas que se producen a primera hora del atardecer, sobre todo después de un día soleado, cuando el cielo se tiñe de colores pastel, que hacen aún más bella la ciudad.
20140223_181758
Sin embargo, he de decir que la noche no le favorece a Roma…¡demasiado oscura para poder apreciar su belleza!

Napolitanas de chocolate

He aquí las únicas, las verdaderas, las inolvidables…¡¡napolitanas de chocolate!!. Porque digo yo que llamándose napolitanas, serán de Nápoles y estando esta ciudad a apenas una hora, al menos habrán copiado bien la receta, con lo cual serán las auténticas, ¿o no? En todo caso, no son de hojaldre como las que he comido alguna vez en Madrid, sino que son duritas, y el relleno de súper chocolate, tiene además almendras y otros frutos secos. Son en realidad, para muy angurrientos, muy chocolateros y …¡¡muy valientes!!. Maridísimo, que es un poco de todo lo anterior, entre otras cosas, se ha zampado dos. Yo, que puntúo alto como hambrienta y golosa, siempre he tenido un punto cobarde, así que sólo he podido con media…antes de pasarme a los empiñonados, eso sí  (:))

20140214_163956

Gianicolo

A un paso del Trastévere, el Gianicolo es la octava colina romana. Una de las vistas más fascinantes de la ciudad. Un lugar desde el que te sientes el dueño de cada rincón, pues desde ese lugar dominas la ciudad, casi desde las nubes. Ves como se extiende frente a ti como un mapa, para situar cada monumento, cada rincón…Para mi es una visita obligada. Otro lugar inolvidable.