El lago de Villa Borghese

Después de unas obras que debían ser de tres meses, se prorrogaron otros tres y terminaron durando más de ocho, se ha vuelto a abrir al público el Lago de Villa Borghese. Y por fin, después de tanto tiempo, no son las lonetas, las vallas protectoras y las excavadoras las que nos reciben cuando entramos en el parque desde el colegio, sino el relajante espectáculo de los patos, las barcas y la imagen, al fondo, del Templo de Esculapio, con sus columnas y sus estatuas helenísticas. ¡¡Qué alegría!!

20140505_171806

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s