Nueve

La verdad es que no me puedo creer que hoy haga ya nueve meses y un día que llegamos a Roma. Aterrizamos en verano y ya estamos desempolvando de nuevo los pantalones cortos y las camisetas de tirantes. De la misma manera, no termino de creerme que ya hayan pasado seis años, siete meses y diecisiete días…y es que mañana mi rubia se va de casa por primera vez…en esta ocasión a pasar cuatro días con sus compañeros de escuela a una casa rural por los Abruzzos. Y es difícil explicar la cantidad de sensaciones que he tenido estos días: por un lado la emoción compartida al preparar juntas la maleta, la tristeza por su excitación descontando días, el miedo al dar las últimas recomendaciones, el vértigo del tiempo que pasa y que nunca estás totalmente seguro de estar aprovechando de la mejor forma. Pero como, afortunadamente, no ejerzo de madre coraje, ni soy en exceso protectora, el sentimiento que predomina ahora mismo es el de satisfacción, por haber contribuido a que la rubia, pese a sus momentos, sea tan autónoma y feliz. El otro sentimiento que me domina, es más bien un deseo, el de que disfrute, que disfrute mucho y guarde siempre en su memoria los buenos momentos.
Tempus fugit…dichosos los que tenemos la suerte de disfrutarlo!
Madera de la cuna de Jesús en Santa María la Mayor.
Madera de la cuna de Jesús en Santa María la Mayor.
  

 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

8 comentarios en “Nueve”

  1. Hola guapa,
    Como se acuerda mi niña de la rubia, me parto con ella, me dice… Es que “la rubia”, tiene mucho acento de Italia, ¿verdad mamá?
    Y la verdad es, que si, que tiene un deje italiano… y pensando en los tuyos… me di cuenta, de que el tiempo de sus vidas que van a vivir en Roma, les hará romanos de por vida, ni mas ni menos que los años que más influyen en nuestra corta infancia… Un besote que tengo ganas de veros ; ))

    1. Tu niña es un auténtico amor, aunque tiene a quién parecerse. Un beso enorme para las dos. La rubia está deseando volver a verla.

  2. Madre mía,4 días!a nosotras no nos soltaban ni con agua caliente…jjjj.me han venido algunos recuerdos a la mente…q felicidad y nervios y q experiencia,se nos hacen mayores querida!

    1. Yo la primera vez que me fui tenía 13 años…se lo ha pasado genial. Todos muy contentos. Se hacen mayores, sí.

  3. Dicho así parece una sentencia, a nueve meses y un dia.
    Por cierto, el tiempo corre más deprisa cuanto más difrutas.
    Luego…

    1. …existo. Sí, en general he de reconocer que pesa más lo positivo que lo negativo, el disfrute que la angustia. Así que aquí me quedo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s