Alma-Tadema

Ante la insistente recomendación de una conocida hispano-franco-italiana con la que tengo bastantes coincidencias culturales, me acerqué hasta el Claustro de Bramante, en la Via della Pace, cerca de Piazza Navona, el mismo día en que clausuraban la exposición de Alma-Tadema.

20140608_113916

El claustro, en dos plantas, está en plena obra de remodelación, aunque la verdad es que tiene buena pinta. En la segunda planta, hay un bar muy agradable, perfectamente integrado en el entorno, ideal para tomarse algo entre pasillos y arcos históricos. Además desde uno de los salones de té, pueden verse las obras que Rafael pintó en la capilla de los Chigi, en la iglesia de Santa María della Pace.

20140608_114119

En cuanto a la exposición, apenas sabía a lo que iba. De hecho pensaba que Alma-Tadema era una mujer…Pero no, era un pintor neerlandés, nacionalizado británico y gran representante del movimiento neoclásico en ese país. He de reconocer que no es éste un estilo pictórico que me interese especialmente aunque, como tantas otras cosas, las heroínas británicas del siglo XIX tuvieron su momento en mi vida. Las descubrí gracias a una profesora de la universidad, cuando yo acababa de traspasar los veinte y, en aquel momento, me conquistó su falsa ingenuidad, su languidez y ese temor enquistado a la soledad que al final a todos nos tortura. Pero mi interés fue más literario que pictórico, de hecho terminé leyendo todo lo que cayó en mis manos de Jane Austin y de las Hermanas Bronte, por poner un par de ejemplos. Ahora, casi veinte años después,  veo en los 50 cuadros de esta exposición el reflejo de aquellas mismas mujeres protagonistas de toda una época literaria. A mí personalmente me han gustado mucho los cuadros donde ellas con la mirada perdida buscan un futuro que les es esquivo, si no viene de manos de un hombre. Y me gustan los cuadros donde con falsa modestia se tapan sus cuerpos desnudos con sedas que más que ocultar realzan sensualmente sus formas, y me gustan los colores que hilan una realidad cuadriculada y ceñida como sus corsés, con un exotismo ansiado y lejano. Pero no me interesa nada la temática clásica, los cuadros que buscan en la mitología o en las culturas clásicas.
Pero en conjunto, la exposición merece la pena. Más, cuanto más figurativo y clásico sea tu gusto por la pintura.  En todo caso, sólo deciros que de Roma viaja a Madrid y para aquellos que me leáis desde esa ciudad o sus alrededores, podéis visitar la exposición desde el 25 de este mes en el Museo Thyssen.  
 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s