El río Tevere

IMG-20140620-WA0016

El verano es una estación especialmente agradecida en Roma. Por ejemplo, desde mediados de junio y hasta mediados de septiembre, a lo largo de gran parte del río Tevere, por debajo de los puentes y del lungotevere, se extiende toda una fila de pequeñas carpas blancas que, a modo de puestos de mercadillos,  albergan comercios tan variados como tiendas de artesanía, futbolines, quirománticos, restaurantes o bares de copas. El ambiente es extraordinario, lleno de gente de todas las edades dispuestos a pasarlo bien, al menos en días de fin de semana como hoy, y eso pese a la derrota de Italia en el Mundial y pese al buen tiempo que ya invita a alejarse de la ciudad y a perderse por playas o montañas paradisiacas. Esta noche dimos un paseo por allí y paramos en un lugar rocambolesco, decorado con los muebles viejos de la abuela, donde por un buen precio, tomamos algo y pasamos un ratito más que agradable.

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s