Garbatella

20140508_135424

Cuando uno viaja a Roma, lo normal es que se quede en el centro histórico, sobre todo cuando hablamos de una ciudad como Roma, llena de mil rincones que pueden merecer en un momento dado nuestra atención. Pero cuando uno vive en Roma, debe comenzar a ir un poco más allá, a descubrir otros lugares, a atreverse a cruzar la frontera. Así, un día, por recomendación de la belga, buscándolo, pero sin encontrarlo del todo, me adentré en territorio hasta el momento desconocido, para llegar hasta Garbatella, un barrio que está cerca de la Basílica de San Pablo Extramuros.
Por lo que me han contado, el concepto inicial del barrio, a principios del siglo pasado, era alojar a familias obreras, inmigrantes nacionales y a mujeres en situaciones difíciles, construyendo viviendas individuales y agrupadas, pero con huertos traseros, que facilitasen la economía familiar. Este tipo de construcción hacía que las relaciones sociales (de solidaridad) se mantuviesen, asemejándose a las de los pueblos. Con la llegada del fascismo y la necesidad de alojar aún a más inmigrantes que llegaban a Roma de todas partes de Italia, la idea varió ostensiblemente, de manera que comenzaron a construirse pisos en altura, pero con zonas comunes utilizadas como tendedero o guardería, aunque ya sin zonas verdes privadas. Esto es un poco lo que hoy en día se mantiene, grandes edificios, unidos por patios escondidos, que guardan secretos, como el de algunas trattorias dignas de probarse.
Una cosa que ha caracterizado a este barrio, especialmente desde los años 60 es su lucha vecinal, bien organizada y capaz de ganar importantes batallas al ayuntamiento (del que consiguió cuantiosas inversiones para rehabilitar los edificios históricos del barrio) e, incluso, a los bancos (por ejemplo evitando expropiaciones con fines claramente especulativos). Por eso desde siempre se ha considerado un barrio “rojo” y obrero.
Actualmente es un barrio en transformación, referente cultural, pues se encuentra aquí la tercera universidad de Roma y también con infinidad de locales de música y teatro. Es un sitio curioso, con bastante chispa, como ya describía Nani Moretti hace unos años en su película “Caro diario”. Ahí os dejo un fragmento:

 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s