Crostata

El otro día uno de los alumnos que he tenido a lo largo de este año, me trajo esto…

20140602_205545

Y, ¿cómo decir que NO a una auténtica crostata con mermelada de albaricoque hecha por una cocinera italiana? ¡¡Al cuerno (un día más) la dieta!!. 
Cuando he buscado el origen de los platos más representativos de la cocina italiana he descubierto que son bastante recientes, sin embargo no es el caso de la crostata, cuyo origen se remonta probablemente a los primeros cristianos. Una leyenda cuenta que la sirena Partenope habitaba en el golfo de Nápoles y las mujeres de las poblaciones próximas le agradecían su ayuda, con este postre, pues cada ingrediente representaba un don: la harina la fuerza y la riqueza, la ricotta, el trabajo, la mermelada el fruto, los huevos la renovación de la vida y el azúcar la dulzura. Otra leyenda más realista cuenta en cambio que fue  una monja en el convento de San Gregorio Armeno la que revisó una receta antigua para hacer este postre un Viernes Santo, como símbolo de la resurrección de Cristo. Y así comenzó a popularizarse. Para saber cómo después se fue extendiendo la receta, hay que hacer caso a una última leyenda, según la cual un marqués tuvo un percance en Nápoles y tuvo que dormir en una casa donde le dieron a probar la crostata, y le gustó tanto, que pidió la receta y la introdujo en la corte de los Borbones. Allí, la reina María Teresa de Austria, mujer de Fernando II, que era apodada “la reina que no sonreía nunca”, no pudo por menos que esbozar una sonrisa después de probar el dulce.
Por si queréis preparar un desayuno o merienda muy italiano (no se sirve como postre) debéis amasar la harina (300 gr), con el azúcar (100 gr), los huevos (2), la mantequilla (100 gr), la corteza rallada de un limón y una pizca de sal. Cuando ya se haya conseguido una bola de masa, se envuelve en plástico y se deja reposar en la nevera al menos media hora. Después hay que estirarla con el rodillo hasta dejarla con unos 4 mm de espesor. Se unta un molde con mantequilla y se coloca la pasta. Se pone una capa de mermelada sobre la base y luego se va decorando con tiras de masa por encima, uniendo las tiras con la base, con ayuda de un tenedor. También se puede añadir por encima, como en este caso, trozos de almendras y espolvorear con azúcar glass (para aligerar un poco más). Se hornea a 180 grados durante unos 40 minutos y…¡¡a ver si vosotros podéis disimular la sonrisa!!

Lago Martigniano

El lago Martigniano es un lago “pequeñito” (las comillas son porque ya nos gustaría tener algo así) y de origen volcánico, que está al lado del Lago Bracciano. Y, aunque está a sólo 30 kilómetros de Roma, se encuentra alejado de las vías principales y como tampoco hay grandes pueblos a su alrededor, aún conserva su integridad natural. No en vano hace poco fue declarado Parque Natural, para así poder proteger ese ambiente encantador y casi intacto. Y no es que no esté explotado turísticamente (estamos en Italia), pero lo está de una manera limitada, no abusiva, de hecho sólo una pequeña área del lago tiene zona de playa, con unos pocos negocios y mucha zona de baño libre (algo insólito). Además no se puede llegar con el coche.
Para acceder a él, hay que llegar hasta un aparcamiento a través de una carretera de piedras. El aparcamiento cuesta 4 euros y 1 euro por persona para utilizar las furgonetas que te llevan desde el aparcamiento a lo alto del monte Sabatini (unos 2 kilómetros). Pero ese dinero permite pagar además al equipo que se encarga de la limpieza y del mantenimiento del equilibrio natural en todo el entorno del lago. Una vez en lo alto, hay que bajar aún unos 600 metros a pie, pero el camino se hace corto, pues ya se comienzan a ver las vistas del lago desde arriba. En todo caso, creo que este es uno de esos casos en los que cuanto más te acercas, más te maravillas.

20140607_120704

En los alrededores del lago había sitio para todos, no había demasiada gente, se estaba muy bien. Sin molestar, ni ser molestado. Nosotros, aunque “acampamos” (por cierto, se permite la acampada libre) cerca del camino, fuimos a dar un paseo hasta el otro lado del lago (donde ya no hay playa, sólo vegetación) y por el camino encontramos muchos ambientes diferentes, desde el más familiar, al más “hippy”. Por nuestra parte, nos bañamos, jugamos al balón, pasemos, hicimos un picnic, nos compramos un helado, hemos dormido la siesta y, si no hubiese sido por la música machacona que, a última hora de la tarde, le dio por pinchar al dueño de uno de los bares 😦 hubiese sido del todo como un oasis a un paso de la ciudad.

20140607_172023

Frida en la Scuderia

La Scuderia del Quirinale fue construida en el S.XVIII sobre los restos del templo romano de Serapide y su función originaria era la de establo y lugar para guardar las carrozas, función que se mantuvo hasta los años 30 del siglo pasado, cuando se convirtió en el garaje de la Casa Real y posteriormente de la República. Desde 1997 el edificio está alquilado al Ayuntamiento de Roma para, después de una gran remodelación, ser utilizado como sede de exposiciones. Hoy estuve allí para ver la exposición sobre Frida Kahlo.

20140606_113841

Y mientras estaba allí, viendo los cuadros que ya había visto en Madrid hace unos años, me puse a pensar si Carmen hubiese llegado a ser Frida de no haber sufrido el accidente que la “partió” y la postró durante gran parte de su vida. Y es que hay gente que tiene el don de convertir un drama en una oportunidad.

20140606_114214

Por otro lado, el edificio de la Scuderia me ha gustado muchísimo y, siento desvelaros la sorpresa, pero lo mejor es cuando sales de la última sala y ante ti tienes el mejor cuadro (en este caso sin pintura)…la estampa de Roma. 

20140606_113436

 

Carabineros

Colapso en Roma, al menos cerca de mi casa, en Villa Borghese, porque esta misma tarde se celebra en la Plaza de Siena el 200 aniversario de la creación del cuerpo de Carabineros. Y esta tarde al ir del colegio a casa, me he dado de bruces con una cantidad difícil de cuantificar de uniformados, yo creo que miles de hombres y mujeres de todo tipo y condición: carabineros de representación (más de dos metros), a caballo, en moto, en furgoneta, carabineros médicos, músicos. En fin…
Para aquellos que no lo sepan el Cuerpo de Carabineros es la policía militar italiana, un equivalente a la Guardia Civil española, aunque con algunas competencias diferentes, pues existen más policías estatales en Italia que en España (así a bote pronto creo que, además de Carabineros, está la polizia di stato, la guardia di finanza y la guardia costera).

20140604_182239

Para que comprobéis un poco cuál es la imagen de los Carabineros en Italia, o cómo son en realidad los italianos, aquí os dejo un extracto del libro que estoy leyendo actualmente, “Muerte en un país extraño” de Donna Leon:
“(…) En un país en el que la mayoría de las instituciones estaban desacreditadas, sólo los carabinieri habían conseguido salvar la reputación y aún se les consideraba, en general, incorruptibles. Pero, en cuanto se les hubo reconocido el mérito, la opinión popular, en contrapartida, convirtió a los mismos carabinieri en personajes de chiste, los típicos cretinos que nunca entendían nada y cuya legendaria estupidez causaba el regocijo de toda la nación. Sin embargo, uno de ellos trataba de explicar un punto de vista ajeno. Al parecer, lo había entendido. Extraordinario”.
Y es que, aunque los Carabineros en general están muy bien considerados, también es cierto que el 80% de los chistes italianos les tienen como protagonistas, de la misma manera que en España utilizamos a los pobres leperos. Para muestra, un botón “ Un carabinero le dice a un colega “Cómo me gusta ese modelo 4×4” y el otro le contesta “Es barato, ¿por qué no te lo compras?” “Boh, ¿y dónde lo aparco, si mi garaje sólo mide 3×3?”“. Para ser justos he de decir que no conozco a ningún lepero, pero sí a algún carabinero y, en general, el tópico no se ajusta a la realidad.

 

Banda sonora

Cuando estuvimos en Gaeta tuvimos un guía que era el sosias de Zucchero. De hecho, cuando en un momento de la jornada nos contó que en verano dejaba su trabajo de guía porque salía de gira, llegué incluso a dudar de que fuera verdaderamente él. A mí mucha de la música de Zucchero no me gusta, pero sí que me quedo con bastantes otras cosas suyas. En todo caso, tampoco creo que necesite mi apoyo, porque ya tiene muchos fans aquí en Italia.
Así que hoy os dejo con él, bueno, con tres italianísimos: Verdi, Pavarotti y Zucchero. Le memorie nel petto raccendi, ci favella del tempo che fu! /Revive en nuestros pechos el recuerdo, ¡Qué hable del tiempo que fue!. En conclusión, la banda sonora de Italia.

 

Panella (l´arte del pane)

Hay un local en la Vía Merulana (la que une Santa María la Mayor con San Juan de Letrán) que siempre llama mi atención por los panes con los que decora sus escaparates…se llama Panella L´Arte del Pane.

20140603_162110

Son espectaculares, ¿no? De hecho, es una de las panaderías históricas, pues lleva haciendo pan desde 1929, y fue catalogada como la cuarta mejor panadería del mundo por National Geographic hace un par de años. Aunque con el paso del tiempo, el negocio también se ha ido asentando y creciendo, pues actualmente además de pan, venden pizzas y dulces, tienen una pequeña tienda gourmet, y la terraza está abierta todo el año para tomar algo o incluso comer. Hoy, mientras esperaba que los polluelos salieran de clase de pío, me senté en la terraza a tomarme un zumo de naranja. Cuarenta y cinco minutos con el comisario Brunetti (mi libro), con el aspersor refrescándome del calorcito ya veraniego de la ciudad, con mi zumo de tamaño extra grande…todo un lujo, aunque, en este caso, sí que tiene precio…¡¡¡7 euros!!!.

20140603_162123

 

Calcata y Lago Trevignano

Día simplemente espectacular el de hoy.
Prontito decidimos salir hacia Calcata, un pueblo que está a sólo 40 kilómetros de Roma y que, aunque se remonta a mucho antes de Cristo y tiene restos etruscos, destaca por mantener su estructura medieval. Pero no siempre fue así. Calcata es un pueblo reinventado, porque en los años 30, después de que el gobierno dictaminase que la montaña sobre la que se encuentra el pueblo estaba tan erosionada que, más pronto que tarde, terminaría por hundir todas sus construcciones, Calcata fue abandonado. Sin embargo, años después, ya en la década de los 60, un grupo de hippies y bohemios de corte artístico, decidieron repoblar el pueblo y rehabilitar algunos de los edificios. Os digo, con conocimiento de causa, que no todas las aventuras de este tipo han terminado de igual modo, pero en el caso de Calcata, la cosa fue bien, y hoy en día son unas 1000 personas las que habitan el pueblo. Además debe tener las arcas saneadas, puesto que se ha convertido en un pueblo bastante turístico por tres razones: su espíritu medieval – caracterizado por calles estrechas y edificios de piedra – , su espíritu artístico – con cantidad de puestos callejeros de artesanos y pequeñas galerías de arte – , y su espíritu natural – gracias a la venta y cocina de productos de temporada típicos de la zona.

20140601_101258

Además, Calcata está en un entorno natural maravilloso, en el Valle del Treja. No soy experta en botánica, así que no os puedo decir qué tipos de árboles son los que hay en sus bosques, pero sí que abundan. También que pasa un río de caudal medio, que atraviesas a través de puentes de madera, y que produce unas pequeña cataratas. Además, las rutas pedestres cercanas al río, son tan frondosas, que cruzas arcos verdes y se puede caminar durante horas (la ruta más larga tiene 15 kilómetros). Simplemente fantástico hacer un poco de hambre paseando durante algo más de una hora por una de estas rutas para obtener al final el premio de otra vista privilegiada del pueblo.
20140601_120410
Y digo también hacer hambre, porque después hemos tenido la suerte de comer en La Piazzeta, un pequeño restaurante familiar, donde hemos comido pasta casera, carne de la zona, verdura cultivada por ellos y un tiramisú para chuparse los dedos. Todo simplemente delicioso. Pero eso sí, slow life total 🙂 . Además junto a la plaza mayor probamos (y terminamos comprando) varias mermeladas caseras y 750 gramos de galletas también artesanales (que ya casi han desaparecido).
Después, para terminar de redondear el día hemos ido a pasear y bañarnos al lago de Trevignano (que en realidad es el lago Bracciano), que está a unos 20 minutos aproximadamente y que es otro lugar privilegiado. Un poco más y me quedo allí para siempre…

20140601_180445

Una de las cosas que me sorprende, positivamente, de Roma – en comparación con Madrid por ejemplo – es que, pese a ser una ciudad grande y populosa, en cuanto conduces 20 kilómetros ya empiezas a olvidarte de la ciudad, porque comienzas a encontrar zonas verdes, casas rurales, prados con sus pacas de hierba…
En conclusión, esta excursión de hoy es otra de mis recomendaciones para aquellos que quieran alejarse durante un día completamente del ajetreo de Roma, sin conducir durante horas.