Umbría: Gubbio y Perugia

Ya a punto de dormir en un hotel de Perugia, después de haber pasado un día corto, pero intenso recorriendo parte de la región de Umbría. El día ha sido corto por dos motivos, primero porque los días en esta época del año, aunque siguen teniendo 24 horas, apenas tienen luz y eso dificulta bastante la tarea de viajar y descubrir, y segunda por viajar con cuatro personas, de las cuales, a las dos más altas, es difícil espabilarlas a primera hora de la mañana.
20141207_133537
Pero afortunadamente ha sido, como digo, muy intenso porque hemos tenido la oportunidad de conocer Gubbio y reencontrarnos con Perugia, ciudad que ya visitamos el año pasado con motivo de la feria del chocolate y pasar un poco de frío que, aunque no guste, ya venía siendo necesario a estas alturas del año.

20141207_130857

Gubbio es el pueblo donde se grabó “Don Mateo”, esa serie que igual habéis visto alguna vez, sobre un cura muy listito, Terence Hill, que resuelve asesinatos. La serie no sé si siguen echándola, pero al menos este verano la emitían diariamente en doble horario en La2.
20141207_163811
La cuestión es que a mí el pueblo me ha encantado, más a primera hora, pese a la llovizna, que ya a media tarde, cuando de repente oleadas humanas han salido a tomar las calles (nosotros incluidos ¡claro!). Pero el pueblo como os digo me ha parecido precioso. Su plaza principal con el impresionante Palacio de los Cónsules, enfrentado al Palacio Pretorio, que forman, junto al Palacio Ducal, un borgo medieval de visita más que recomendable.
20141207_133309
Además aprovechando las fechas había un Belén viviente, grandes figuras que iban adornando cada callejuela, que tenían su colofón con el misterio que estaba a las puertas de la catedral.
20141207_131809
Gastronómicamente, destacaban dos cosas, las trufas blancas y también las negras que condimentaban la mayoría de los platos de pasta de los restaurantes y la crescia que se vendía en la mayoría de los puestos callejeros y que no era otra cosa que una especie de pan poco fermentado, una especie de pita gigante y con algo más de miga, relleno tanto de salado (salchicha) como de dulce (nutella). Me he quedado sin probarla, pero en pendientes la dejo para próximas ocasiones.

20141207_133245

Eso sí, hoy parece que no teníamos la magnetorrecepción a tono y no hacíamos más que perdernos, así que nos ha costado casi hora y media recorrer los escasos 40 kilómetros entre Gubbio y Perugia. Pero al final, pese a todo, hemos tenido tiempo de llegar a Perugia, encontrar (a la tercera) un hotel en pleno centro por un precio módico, pasear por las calles del centro, ya engalanadas con las típicas luces de colores navideñas, visitar un mercadillo artesano, cenar unas pizzas y patinar en la pista de hielo al aire libre, antes de llegar a este momento en el que creo que os debo decir ya “buenas noches”.

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “Umbría: Gubbio y Perugia”

  1. yuyo Loli es una superfan de don Mateo!! Y yo algún capítulo he visto.lo de perdemos es casi increíble…maridisimo es la persona más orientada q conozco!!.para otra ocasión..eso suena bien jjj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s