Caffè Sant´Eustachio

Hay ratos en que hay que parar un poco, aclarar las ideas, reposar y coger fuerzas.
Para ello nada mejor que un café en Sant´Eustachio, en la plaza del mismo nombre, en pleno centro de la ciudad, muy cerca del Panteón y de Piazza Navona.
20141209_112148
Hace poco me calificaron como “cafetera”, pero evidentemente era irónico, pues el número de cafés que me he tomado en toda mi vida rozan, creo, la decena, así que determinar si el título que muchos dan al café de Sant´Eustachio de “el mejor café de Roma” es exagerado o no, es una tarea que me queda más que grande. En todo caso, el par de cafés que me he tomado allí me han sabido siempre muy ricos, pero claro, como ya decía Mary Poppins “con un poco de azúcar, esa píldora que os dan, pasará mejor”. Pero lo cierto es que cuando he llevado a gente cafetera ha salido encantada. Así que yo lo recomiendo, pero con condiciones: el sitio no es bonito, los camareros no son simpáticos y si decidís sentaros en la terraza, tendréis que sumar 2.5 euros de servicio al precio de cada consumición.
Ya advertidos de todas las circunstancias, si sois cafeteros, os insto a ir y a valorar por vosotros mismos. Por un precio que oscila entre 1.20 y 3.00 euros podréis pedir un expresso, en taza pequeña o grande (grand caffè), o el típico capuccino en taza grande o pequeña (moretto), si sois dulzones, debéis optar por un monacella (café negro con chocolate y nata) o incluso, para los más atrevidos, un café al tiramisú. Advertidos quedáis de que la experiencia sólo durará unos minutos, de pie y junto a la barra, sin sonrisas, sin elogios, solos tú y, probablemente, el mejor café de Roma. 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “Caffè Sant´Eustachio”

  1. Empezar a adorar el café es cuestión de solo un momento,querida “cafetera” y cuando te das cuenta….zas!ya has caído en sus redes jjjjj.yo era de cola-cao de toda la vida por las mañanas y mírame ahora…no paso sin el cafetín y que sería sin el de media mañana en el office con mis compañeritas.me encantó el moreteo de sant’ eustachio pero me reservo para el monacella….ummmmm.pena de la rapidez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s