La Guardia Suiza

Fue el Papa Julio II, el mismo que mantuvo sus más y sus menos con Miguel Ángel a cuenta de su mausoleo y de la Capilla Sixtina, el que el 22 de enero de 1506 recibió a los primeros 150 miembros de su propia seguridad personal, la Guardia Suiza. ¿Por qué Julio II decidió que fueran soldados suizos? Porque eran los mejores mercenarios de su época.
La Guardia Suiza se ganó definitivamente su puesto, cuando durante el saqueo de Roma de 1527 por parte de las tropas de Carlos I de España y V de Alemania, los guardias que quedaron tras la refriega inicial, consiguieron poner a salvo al Papa Clemente VII en el Castell de Sant´Angelo.
Su momento más duro, su refundación, fue ya en el SXX, cuando el Papa Pio X estuvo a punto de deshacerse de ellos, después de que pidiesen un aumento salarial. Al final optó por mantenerla, pero con un buen lavado de cara, hecho por Jules Repond.
Actualmente los guardias suizos deben ser  hombres (no aceptan mujeres), fieles católicos, tener entre 19 y 30 años, medir más de 1.74 y no estar casados. Bueno, lo del celibato no es indispensable, pero sí recomendable. De hecho si tienen graduación, más de 25 años y más de tres de servicio, obtienen el permiso para casarse. La actual Guardia Suiza la componen unos 100 soldados que, aunque no lo sé por experiencia propia, estoy segura de que deben ganar mucho cuando se quitan su estrafalario uniforme. Sobre el uniforme hay controversias y aunque la leyenda diga que los diseñó Miguel Ángel, la verdad es que las bandas amarillas y azules de los trajes están ahí porque eran los colores de la familia Della Rovere, la familia del Papa Julio II. Y el rojo es el color de la dinastía Medici, familia del Papa Leon X.
En los valles suizos parece ser que es un orgullo ir a la Guardia y además facilita encontrar un trabajo a su vuelta por aquello de haber vigilado al mismísimo Papa. Pero también hay capítulos oscuros dentro del cuerpo, como las rencillas que tienen con la policía italiana, su dudosa eficacia (a juzgar por el atentado que sufrió Juan Pablo II), el despido reciente del comandante jefe (Daniel Rudolf Anrig, que no ha sido prorrogado y que hoy finaliza su trabajo), alguna que otra extraña muerte (dos asesinatos y un suicidio supuestamente pasionales en 1998)…
Os dejo un vídeo con el cambio de guardia.

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s