Recepción de la Santa Sede: Año 3

Hoy comienzo con una referencia etimológica: la palabra Embajada proviene en último lugar del galo “ambactus” y significa servidor.
Y esta mañana mientras estaba en la Embajada de la Santa Sede disfrutando de todos nuestros tesoros artísticos, me estaba preguntando por qué se hacen las recepciones. Quiero decir que, evidentemente, la respuesta normalizada la tengo clara: es para celebrar algo, por ejemplo el día nacional, sin embargo no estoy segura de si está entre las obligaciones del Embajador abrir su casa a cuatrocientas personas o se trata más bien de una costumbre no escrita. Para mí, si fuese embajadora, creo que ese día sería horrible; pero ¡ojo!, que tener un día “todo empantanado” a cambio del privilegio de vivir cuatro o cinco años en un palacio en el centro de una ciudad como Roma, bien vale el “pestiño” de saludar y despedirse de 400 o de los que hagan falta. En todo caso, como independientemente del motivo, las recepciones se van a seguir haciendo, me estaba preguntando yo si, sobre todo en casos como los de las embajadas de Roma (la de Piazza Spagna y la del Gianicolo), no debería haber (al menos) un día de puertas abiertas para que todo el mundo y no solo los pocos que tienen la suerte de ser invitados a la recepción puedan visitar nuestro capital artístico.

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “Recepción de la Santa Sede: Año 3”

    1. Mira, entre (¿cómo se llamaba éste?) Paco Vázquez, que invitaba a la gente de la calle a entrar y este embajador que hay ahora que prácticamente no la abre nunca, hay mucho verde para explorar. Sí, no debe ser divertido tener a cincuenta personas sacando fotos a tu casa, pero al final tu casa no es tu casa es de 46 millones más…por eso si yo fuese la embajadora (cosa que me queda bastante lejana, ya te digo), yo abriría la embajada al menos un día a la semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s