A Roma con amor

La amenaza es firme…me he hecho una lista de películas ambientadas en Roma y pienso verlas todas y haceros aquí la crítica. Pero eso sí, para endulzaros mi perorata, os dejaré algunas imágenes que os puedan trasladas hasta la ciudad eterna, para pasear por ella y descubrir las (pocas) cosas que han cambiado a lo largo de los últimos años.
Hoy os dejo la película que Woody Allen le dedicó a Roma hace unos años. Lo confieso: yo soy fan de Woody Allen. He visto todas sus películas (o casi). Y sé que hay gente a la que le irrita mucho el “personaje”, sin embargo a mí me hace muchísima gracia ese tipo un poco neurótico, pesimista y torpe, que se enfrente a sus deseos desde la castrante educación recibida, siempre quejándose hasta de lo bueno que le pasa.
Pero bueno, volviendo a la película, es una serie de historias que suceden contemporáneamente en Roma,  y yo creo que, por muy absurda y tópica que sea la ciudad, la cosa a veces se le va de las manos al director. Las historias son cuatro: unos “provincianos” que se trasladan a Roma (donde aparece Penélope Cruz interpretando a una prostituta), un hombre anónimo y anodino (Roberto Benigni) que de repente se convierte en alguien famoso, un joven (alter ego del personaje tradicional de Allen) que ante la disyuntiva de elegir entre su novia y la empollona y a la vez sexual amiga de ésta, se ve guiado por un personaje imaginario y más experimentado y, por último, un americano (Allen) que quiere convertir a su consuegro en una estrella de la ópera…en la ducha. La última historia es probablemente la mejor, la más original, menos tópica y más Allen. Pero si algo sobresale en la película es indudablemente la localización. Porque Roma está muy presente pero desde un punto de vista un tanto superficial, porque la Roma que nos enseñan Allen es la que uno puede ver como mero turista. Echo de menos en todo el conjunto un poco más de autenticidad. 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s