Caro Diario

Me he dado cuenta de que hace mucho que no escribo sobre las películas ambientadas en Roma y, para colmo, el otro día, intentando ver El Ministerio del Tiempo en la página de rtve descubrí que Màxim Huerta va a hacer un programa de ciudades de película y que su primer destino será Roma…Pues nada, voy a facilitarle el trabajo. Y es que si hay una película que enseña Roma (en toda la amplitud de su significado, como mostrar y como instruir), ésa es Caro Diario, de Nanni Moretti, una peli de 1993, que está dividida en tres capítulos. El primero de ellos se llama “En mi vespa” y es una lección de geografía romana, pues el propio Nanni (director y protagonista) va recorriendo, en su moto, muchos de los barrios romanos y explicándonos su cómo y su por qué. “Sería bonito hacer una película sólo de casas” – dice. Y no pasa mucho más, no va a ningún sitio, no hay una historia que hile sus recorridos, ni hay grandes diálogos, pues la mayor parte del tiempo Nanni se limita  a pasearse en moto dejando que el espectador se deleite con las imágenes y con la maravillosa música de fondo. Y, sin embargo, cuando acaba este primer capítulo crees saber más de Roma y también del personaje, de sus sueños (“me gustaría saber bailar”), su soledad (sobre todo en el ferragosto romano) y de las pequeñas cosas cotidianas que le gustan. El segundo capítulo se llama “Islas” y lleva al protagonista junto a un amigo hasta las islas del norte de Sicilia, de las más turísticas a las más ariscas y, a través de unos argumentos a ratos bastante surrealistas, critica las sociedades donde los que mandan son los niños, el miedo a lo desconocido, los eruditos a la violeta que terminan perdiendo la cabeza por un serial folletinesco, el peligro de la excesiva soledad (elegida o no). Y comienza el tercer capítulo “Médicos” con un mal diagnóstico y con todo el periplo que recorre el protagonista hasta llegar a él y que se explica con una frase resumen “los médicos hablan mucho, pero escuchan poco”. “Y los pacientes siempre mienten” – que diría House. Pero yo, no os miento…si os gusta esta ciudad, daos una vuelta en moto con Moretti por Roma.

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s