Palazzo Valentini

Lo de hoy no ha sido una sorpresa, porque ya ayer reservamos la visita de esta tarde al Palazzo Valentini. Lo que sí que ha sido una sorpresa es lo que hemos visto, porque el sitio, que está justo enfrente de la columna de Trajano, muy muy cerca de la Plaza Venecia, no llama para nada la atención, de hecho se trata de una fachada normal y de una puerta normal, que te lleva a un pequeño hall donde venden libros sobre Roma y donde puedes recoger tus entradas, en fin, nada extraordinario, sin embargo luego, ya con el guía (todas las visitas son guiadas en diferentes idiomas) pasas por un patio interior enorme y entras por una puerta por la que desciendes a otra época y otro lugar. Y es que el Palazzo Valentini es un palacio renacentista bajo el cual encontraron una casa del S.IV. En la primera sala que visitas crees que todo lo que te van a enseñar son un conjunto de piedras antiguas a través de un cristal, pero de repente comienzan a aparecer los sonidos, los colores, las imágenes, las representaciones en 3D y empiezas a ver la Roma de hace diecisiete siglos. No se trata sólo de piedras (que también), ni de mosaicos (que por supuesto), ni de calzadas romanas (que haberlas, las hay), se trata de dos domus romanas, la casa de (probablemente) un senador y otra casa, también de algún potentado de la época, que van recuperando su antiguo esplendor gracias a las nuevas tecnologías. Y así, donde sólo hay piedras, comienzas a ver suelos de mármol, en las paredes ya casi inexistentes vuelven a aparecer las coloridas pinturas, y los mosaicos destrozados, vuelven a lucir preciosos. Y una luz en forma de cursor te va señalando dónde mirar, te va indicando donde estuvo un día el nivel del suelo de la antigua Roma y como sobre ése se construyó la Roma medieval y aún más allá, donde estamos nosotros, pisando esas dos Romas antiguas. El Palacio, por cierto, tuvo aún otra vida más reciente y fue durante la II Guerra Mundial, cuando se convirtió en Bunker protector de los bombardeos, cuya entrada secreta estaba a la altura del soporte de la Columna de Trajano. Obra preciosa del S.II que conmemora la victoria de los romanos sobre los dacios (la actual Rumanía), como también te explican durante la visita en un vídeo muy esclarecedor. Y es que la visita es densa, pues son muchos detalles, mucha información, a lo largo de hora y media, pero no se hace para nada pesada, es más, te falta tiempo para leer los carteles informativos, para quedarte con todo. Hasta los bambini se han comportado como personas de bien y han hecho preguntas y se han mostrado muy interesados. ¡¡Un diez!!
Por cierto, como no se podían sacar fotos durante la visita, las dos últimas fotos son de la página http://www.palazzovalentini.it/domus-romane/)

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s