Nieve

Regreso a Roma 16 días y 3 kilos más tarde con la convicción de que he sabido aprovechar el tiempo en el terruño. Vamos, que vengo de buen rollo, pese al tic tac que resuena infatigable en mi cabeza y que me recuerda a cada segundo que esto se acaba y que la cuenta atrás es ya una realidad. A estas alturas, la morriña se deja domesticar más fácilmente y, aunque siempre el momento de la despedida conlleva un nudito en el corazón, sabemos que ya queda poco y hay que aprovecharlo. Además, hoy Roma nos ha recibido con mucho frío y conato de nevada (que desgraciadamente quedó en eso…¡me gustaría tanto ver Roma nevada antes de irme!). Comienza nuestro 2017 romano. ¡Aquí os lo seguiré contando!

 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s