Trentino Alto Adige: Bressanone

Esta mañana ha amanecido nevado, pero muy soleado. Una de esas jornadas que supongo que crean afición por el esquí. Pero por mi parte, como siempre, he preferido ir a conocer sitios nuevos, en esta ocasión me he acercado a Bressanone, a unos 40 kilómetros de aquí. La ciudad tiene unos veinte mil habitantes, pero es una de las más habitadas de la zona, además de ser la más antigua del Tirol, pues se fundó en el año 901. Tiene dos iglesias importantes, la catedral (el Duomo) con sus dos hermosas torres y la iglesia de San Miguel con la torre blanca de 72 metros de altura. Anexo a la catedral está además el claustro románico con importantes frescos del S.XV. De la iglesia de San Miguel me han llamado la atención los dos grandes paneles que hay a la entrada. En uno de ellos están las peticiones y agradecimientos que la gente escribe y cuelga (la mayoría en alemán, pues en toda esta zona, como ya os dije el año pasado se sienten más cercanos a los autriacos que a los italianos y el idioma más utilizado es el alemán) y en el otro están las fotos que cuelgan de los fallecidos recientemente (he de decir que la zona debe ser bastante sanita, porque la gran mayoría rondaba los noventa y no había ninguno de menos de cincuenta). ¿Qué más cosas he visto? Pues la plaza central, el Palacio del Obispo (que tiene el Museo Diocesano, que no he visitado), la columna milenaria (que se levantó para celebrar el primer milenio de la ciudad y que tiene el cordero, símbolo de la ciudad, y al obispo Zacarías en lo alto), los pórticos que dan encanto a las pequeñas calles tranquilas, los edificios de colores construidos entre el S.XV y el S.XX, los pequeños negocios, las cafeterías con sus terrazas al sol, el río cruzando la ciudad con las montañas blancas al fondo, en fin…muchas cosas. Aunque, como siempre, también se han quedado otras tantas pendientes, pero bonito también Bressanone.

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s