Historia 8: Roma e Italia en la Edad Media 1 (476 – 900)

Seguimos hoy con la historia de Roma en el mismo punto donde la habíamos dejado, pero os advierto, como ya hice cuando comencé a escribir estas entradas sobre historia, que soy absolutamente profana en la materia, y que si he decidido escribirlas, no es por ganas de enseñar, sino por ganas de aprender. Dicho lo cual…allá vamos.
Nos habíamos quedado en Rómulo Augusto, el último emperador romano de Occidente, que fue derrocado en el año 476 por Odoacro, jefe de una tribu germánica. Odoacro se convirtió en el primer rey bárbaro de Italia, hasta que Teodorico – apoyado por Zenón, el emperador romano de Oriente en Constantinopla – entró en Italia en el 489 para luchar durante cuatro años contra Odoacro, que finalmente, en el 493 decidió llegar a un acuerdo para compartir el poder. Sin embargo, durante el banquete en el que se celebraba este acuerdo, Teodorico asesinó a Odoacro con su propia espada. Tras aquello, Italia se convirtió en un reino godo, como ya había sucedido antes con Hispania, y Teodorico I el Grande se instaló en Ravena convirtiéndose en rey de Italia. Más tarde, a lo largo de su vida y por diversos motivos, Teodorico llegó a gobernar en Italia, Hispania, la Galia mediterránea y las provincias del Danubio y a tener una gran influencia sobre varios reinos germánicos del norte de África. Así, al morir en el año 526 Teodorico dejó un impresionante reino, que duró sin embargo muy poco, pues menos de diez años después de la muerte de Teodorico, el emperador Justiniano sometió a los godos e Italia terminó bajo el gobierno directo del Imperio Romano de Oriente. Pero eran épocas convulsas y en el año 568 un ejército de casi medio millón de lombardos (otro pueblo germánico que estaba asentado en los Balcanes) entró por los Alpes, conquistó Milán y terminó extendiéndose por toda la Italia bizantina hasta el año 774. Sólo Roma, Cerdeña, Sicilia y algunos pequeños territorios del sur de Italia siguieron perteneciendo a Bizancio. Cabe destacar además que aunque muchos de estos lombardos eran paganos, muchos eran cristianos o terminaron convirtiéndose al cristianismo. En esos años, el Papa asumió el pleno poder en el ducado de Roma y reconoció al emperador bizantino como su soberano. Pero en el año 752 el lombardo Astolfo comenzó la marcha sobre Roma y el Papa solicitó ayuda al emperador bizantino Cosntantino V que no le hizo ni caso, con lo cual acudió al rey de los francos Pipino el Breve que decidió otorgar los territorios conquistados por los lombardos al Papa que ungió a su vez a Pipino como Patricio de los Romanos. Pipino emprendió camino a Italia y venció al rey Astolfo que tuvo que ceder 22 ciudades a la Iglesia de Roma. Pero el peligro lombargo aún no había desaparecido y cuando el rey Desiderio invadió los Estados Pontificios, el Papa volvió a pedir ayuda a los francos y fue así como Carlomagno (hijo de Pipino) acudió en su ayuda. De esta manera gran parte de la Italia central pasó a estar bajo el dominio del Papa, que terminó rompiendo con el Imperio Bizantino y coronando a Carlomagno como Emperador Romano en el año 800. Carlomagno se alió y defendió el Papado, pues estaba convencido de las bondades de un Imperio cristiano y esta relación contribuyó a acrecentar el prestigio del Papa y a acelerar el proceso por el cual el Papa se convertió en jefe de la cristiandad. Durante los siguientes años se mantuvo la relación entre la soberanía carolingia y el Papa, pero esta dinastía extranjera permaneció poco tiempo en el poder y el Papa necesitaba alguien que le ayudase a defender su territorio del ataque sarraceno que venía por el sur de Italia y de los señores locales, así que desde el año 888 las familias aristocráticas se disputaron el título regio. A ver qué pasará, qué pasará…

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s