El Cristo y La Sole

“(…)  Apurad / que allí os espero si queréis venir / pues cae la noche y ya se van / nuestras miserias a dormir. / Vamos subiendo la cuesta / que arriba mi calle / se vistió de fiesta. / Hoy el noble y el villano, / el prohombre y el gusano / bailan y se dan la mano / sin importarles la facha. (…)”
Fiesta – Joan Manuel Serrat
Hoy he pasado el día descubriendo lugares de ensueño, compartiendo cosquillas y risas, degustando auténtica pizza, de la de masa finita y mucho sabor. Pero pese a todas esas maravillas, no puedo evitar estar un poco triste. Y es que hoy, el sábado antes del tercer domingo de septiembre, es la pólvora de Villa, la que da comienzo a las fiesta ,y será la tercera vez desde 1985 que falto – Suecia y Nueva Zelanda fueron las razones anteriores – pero este año, precisamente este año, era especial…
Lago de Bracciano.
Lago de Bracciano.
Así que mientras mi vista se deleitaba contemplando el infinito azul del lago Bracciano, contrastando con  el gris de su castillo de piedra y con el verde de los bosques que lo rodean, mi mente volaba hasta la plaza de mi pueblo, para acompañar a “la pregonera” y para disfrutar con ella y con el resto de mi familia y amigos de los mejores fuegos, al menos, de la Comunidad de Madrid.
Afortunadamente mis padres – que están en todo – me retransmitieron el pregón en directo vía wapp y seguro que esta noche me llegan también, hasta mi casa de Roma, las chispas enviadas por algún amigo. 
¡¡Qué bonito es esto de no ser de ningún sitio y ser de todos!!.
Conociéndome como me conozco, y conociendo Italia como la estoy conociendo (piano, piano, bella, bella), creo que dentro de poco también este país y su gente, me pondrán la piel de gallina, me quitarán el resuello y me pondrán acuosos los ojos…¡¡seré entonces también un poquito de aquí!!.
Bracciano
Bracciano
Mientras tanto, disfruto con el comienzo de esta historia de amor, con el descubrimiento de sus rincones y sus secretos, de sus historias pasadas y nuestros sueños de futuro. Precioso el lago Bracciano y precioso su pueblo, lleno de historia.   

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “El Cristo y La Sole”

  1. Tu pregonera favorita, o sea yo, te notó a su/mi lado antes, durante y después, mientras veía a tu padre con el teléfono acodado en primera fila… Me faltó el abrazo posterior, pa qué voy a negarlo, pero me queda nada para que me lo des, y con eso me basta!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s