El mercado de Trajano

El mercado de Trajano al anochecer.
El mercado de Trajano al anochecer.
Cuando camino por Roma y contemplo los restos del imperio, suelo pensar en cómo serían las cosas cuando se construyeron, cuando se “vivieron”. Pero también en cómo se contemplarían esos mismos edificios mil años después de su construcción, mil años antes de ahora.  Cómo llegaron a conservarse algunos edificios, mientras otros simplemente se quedaron ahí, durmiendo el sueño de los justos, es también algo que me intriga. Por eso, cada vez que voy a visitar alguno de estos lugares que tuvieron su importancia durante el imperio romano, pregunto por su evolución a través de los siglos.
Ayer, estuve paseando por el mercado de Trajano, del que no existen muchas fuentes documentales sobre su origen, ni se sabe con exactitud si en un principio formaba o no parte de los Foros del mismo nombre (el último y más grandioso de los Foros romanos, construidos en el SII dC). Lo que sí que se sabe con seguridad es que lo que los investigadores de antes de la Segunda Guerra Mundial consideraron un mercado, no era tal, sino una especie de centro plurifuncional donde se desarrollaban actividades públicas, sobre todo de tipo administrativo. Y “plurifuncional” siguió siendo tras el declive del imperio romano, pues en la Edad Media, fue castillo, convento y cuartel militar. Hasta que en 1349 hubo un gran terremoto que hizo que cayeran varias partes del edificio y nunca más se restauró. Luego, durante la ocupación napoleónica de Roma se hicieron excavaciones que sacaron a la luz la calle Biberática, la vía romana pavimentada que unía los mercados con el Foro. Fue ahí cuando comenzó a recuperarse un poco el espíritu de este edificio, hasta el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Después de ésta y hasta los años 80 estuvo totalmente abandonado. Hoy en día es el Museo de los Foros, donde puedes caminar sin itinerario fijo por los diferentes espacios, contemplar unas vistas increíbles de la Piazza Venezia y de los Foros, e imaginar cómo serían estos en la antigüedad. Como digo “desde” el Mercado, las vistas son preciosas, pero las vistas “del” mercado desde fuera, al anochecer, tan bellamente iluminado, también son inolvidables.
Los mercados de Trajano de día.
Los mercados de Trajano de día.

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s