La vita è…

La vita è troppo corta per bere vino cattivo” o lo que es lo mismo…”la vida es demasiado corta, para beber vino malo“.
Y, como hace mucho que no cuelgo música italiana…un poco de Alessandro Mannarino.
Y como dice la canción a partir del minuto 3.30…
“Puedes cambiar de camisa si tienes ganas, y si tienes más confianza puedes cambiar de zapatos; si tienes zapatos nuevos, puedes cambiar de rumbo, y cambiando de rumbo puedes cambiar tus ideas. Y con las ideas puedes cambiar el mundo, aunque el mundo no cambia a menudo. Entonces tu verdadera revolución será cambiarte a ti mismo”. 
Ahí lo dejo…hasta mañana.
(me dejé ayer la entrada sin colgar. estoy fatal)

Hoy…el Papa

El Papa Francisco ante la imagen de la Virgen de la Inmaculada en la Piazza Spagna de Roma.
El Papa Francisco ante la imagen de la Virgen de la Inmaculada en la Piazza Spagna de Roma.
Dice mi amiga villaodonesa que las cosas “fervorosas” se contagian y puede que tenga algo de razón. Yo, ya he dicho muchas veces, que no soy católica, sin embargo, es cierto que tengo por este Papa una simpatía especial. Tal vez por ser hispanohablante, por ser sudamericano, por ser futbolero (como ejemplo de normalidad), por tener cara de buena persona o por los pequeños gestos que, en algunos momentos, valen más que cualquier grandilocuencia. Así hoy, cuando, desde el balcón de la Embajada de España he visto como el Papa Francisco llegaba caminando, entre la multitud, desde el fondo de la calle, hacia la columna donde reposa la imagen de la Virgen de la Inmaculada, he sentido cierta emoción.
Ahora un poquito de historia: La imagen de la Virgen está ahí desde que Pío IX la bendijera en 1857. El día de la bendición de la imagen, fue el día en que por primera (y última) vez en la historia, un Papa entrase en una Embajada. Y así, por haber sido visitada por un Papa, goza la Embajada del privilegio de un Dosel que preside su salón de ingreso. Desde entonces se instauró la tradición de que los Papas vayan a rezar y a hacer una ofrenda floral a la Virgen de la Inmaculada el día 8 de diciembre. Pero cada Papa tiene su propia personalidad y así se transmite en su forma de llevar a cabo la ceremonia.
En este caso, como no podía ser de otra manera, ha sido sencilla. El Papa Francesco ha llegado caminando por las calles anexas a la Piazza Spagna, saludando a los jóvenes y a los niños, a los comerciantes y a los turistas que se agolpaban por allí. Al llegar frente a la Embajada, ha saludado a las autoridades, al alcalde de Roma, a un cardenal (supongo que español) y al Embajador de España para la Santa Sede. En ese momento, el Papa a unos 30 metros de nosotros, ha mirado hacia nuestro balcón. Una coral de niños cantaba y, entre canción y canción, la gente ahogaba los silencios coreando “Francesco, Francesco”. Y en ese escenario ha tomado posiciones frente a la Virgen y ha comenzado a hablar en italiano (supongo, porque no he entendido nada más que el Ave María), pidiéndole a la Virgen “que el grito de los pobres no nos deje nunca indiferentes (…) salvanos a nosotros, a nuestra ciudad y al mundo entero”. A veces, mientras rezaba, alguna voz le interrumpía “Viva el Papa, viva”. Nada más. Puedo añadir como anécdota que estaba tan resfriado como yo (que ando muda) y ha tenido que sacar dos o tres veces el pañuelo de su abrigo blanco. Luego, ha dado la bendición, se ha despedido de las autoridades, pero él ha seguido, durante casi una hora saludando a los enfermos y al resto del público, hasta que se ha vuelto a sentar en el asiento del copiloto de su Ford Focus azul y se ha perdido por las calles de Roma. 
Fuente: Rai News.
Fuente: Rai News.
Fin de mi historieta romana de hoy. Para el que sea católico o tenga mucho interés, un par de enlaces (pero no se nos ve a nosotros…aunque en esta última foto que he colgado, haciendo un poco de zoom, igual nos podéis intuir):
http://www.youtube.com/watch?v=FauOXDsGeAA 
http://www.elmundo.es/internacional/2013/12/08/52a4a2e861fd3dc20a8b458d.html

Gracias

Esta es la entrada número 100 de este blog. Y la voy a utilizar para agradecer al compañero de maridísimo todo lo que ha hecho por nosotros en estos últimos cuatro meses y medio. Y es que hoy, después de 4 años viviendo en Roma, vuelve a España. Ya he hablado varias veces de las despedidas, de ese momento en que algo se te rompe por dentro y de repente te das cuenta de todo lo que pierdes. Así que no iré por ese camino. Porque además mi vida como una romana va a estar pavimentada con muchos “holas”, pero también con muchos “adioses”.
Pero quiero decir que llegar a un país extranjero, a una ciudad dura como en un primer momento puede ser Roma y estar solo, es difícil. Si para nosotros el aterrizaje ha sido fácil y agradable, si hemos podido disfrutar de la ciudad desde el primer día, ha sido en gran medida, gracias a él (y a su mujer). Porque desde el 29 de julio que nos recogió en el aeropuerto de Fiumincino, hasta el día de hoy, 7 de diciembre, que nos hemos despedido en la puerta de la Embajada de España, nos ha hecho de traductor, de gestor burocrático, de asesor inmobiliario, de consejero gastronómico, de cocinero de paellas, de introductor social, de guía turístico y de “hospedero”. Los dos han cuidado mucho de nuestros niños y han sido, sobre todo, amigos. No puedo añadir mucho más. ¡¡Muchas gracias a los dos por demostrarnos con hechos lo felices que habéis sido en Roma y la suerte que tenemos por estar viviendo esta experiencia!!
Un auténtico placer haberos conocido. Una lástima que haya sido tan breve.

luces navideñas

Diccionario de italiano

Hoy no pensaba escribir, no tengo mucho que contar, pues he estado todo el día en casa con ojazos, que no se encontraba muy bien. Pero hace un momento, mientras perdía el tiempo navegando por internet, he leído esto y, como hace referencia a mi día de hoy, he decidido compartirlo con vosotros. Una definición importante en el diccionario de italiano-la vida/ la vida-italiano:
(La/Mia) Mamma (freq. troncato in mà o allungato in maaaammaaaa): Persona che fa il lavoro de 20 persone, ma gratis. (vedi anche: “masochista” e “santa”)
Mamá (frecuentemente acortado como “mà” o alargado como “maaammaaa”): persona que hace el trabajo de 20 personas, pero gratis (ver también: “masoquista” y “santa”).
Y añado que (casi) siempre saben dónde está todo, ¿a qué sí? Buonanotte!!
Pared cerca de Piazza Navona.
Pared cerca de Piazza Navona.

El mercado de Trajano

El mercado de Trajano al anochecer.
El mercado de Trajano al anochecer.
Cuando camino por Roma y contemplo los restos del imperio, suelo pensar en cómo serían las cosas cuando se construyeron, cuando se “vivieron”. Pero también en cómo se contemplarían esos mismos edificios mil años después de su construcción, mil años antes de ahora.  Cómo llegaron a conservarse algunos edificios, mientras otros simplemente se quedaron ahí, durmiendo el sueño de los justos, es también algo que me intriga. Por eso, cada vez que voy a visitar alguno de estos lugares que tuvieron su importancia durante el imperio romano, pregunto por su evolución a través de los siglos.
Ayer, estuve paseando por el mercado de Trajano, del que no existen muchas fuentes documentales sobre su origen, ni se sabe con exactitud si en un principio formaba o no parte de los Foros del mismo nombre (el último y más grandioso de los Foros romanos, construidos en el SII dC). Lo que sí que se sabe con seguridad es que lo que los investigadores de antes de la Segunda Guerra Mundial consideraron un mercado, no era tal, sino una especie de centro plurifuncional donde se desarrollaban actividades públicas, sobre todo de tipo administrativo. Y “plurifuncional” siguió siendo tras el declive del imperio romano, pues en la Edad Media, fue castillo, convento y cuartel militar. Hasta que en 1349 hubo un gran terremoto que hizo que cayeran varias partes del edificio y nunca más se restauró. Luego, durante la ocupación napoleónica de Roma se hicieron excavaciones que sacaron a la luz la calle Biberática, la vía romana pavimentada que unía los mercados con el Foro. Fue ahí cuando comenzó a recuperarse un poco el espíritu de este edificio, hasta el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Después de ésta y hasta los años 80 estuvo totalmente abandonado. Hoy en día es el Museo de los Foros, donde puedes caminar sin itinerario fijo por los diferentes espacios, contemplar unas vistas increíbles de la Piazza Venezia y de los Foros, e imaginar cómo serían estos en la antigüedad. Como digo “desde” el Mercado, las vistas son preciosas, pero las vistas “del” mercado desde fuera, al anochecer, tan bellamente iluminado, también son inolvidables.
Los mercados de Trajano de día.
Los mercados de Trajano de día.

El director de tráfico

Hay cosas que ves en las películas, pero crees que son mentira. Ésta es una de ellas. Me sorprendió muchísimo la primera vez que lo vi y hoy, que pasaba por allí, he decidido grabarlo y compartirlo con vosotros…
Pensaba ponerle un poco de música clásica de fondo, porque más que como un director de tráfico, el policía, en el centro neurálgico de la ciudad, en plena Piazza Venezia, se comporta como un director de orquesta. Al final no he puesto la música, porque prefiero que escuchéis el sonido de fondo y adivinéis lo que pasa detrás de la cámara. Porque al fin y al cabo, allí, subido a su pequeño púlpito, el policía actúa para su público, con finura, elegancia, no sé yo si con eficacia y eficiencia, pero eso…¿a quién le importa? Al fin y al cabo, la vida es puro teatro y show must go on!!.

Duda navideña

Hace ya unos días que la Navidad ha llegado a Roma. Todos los comercios tienen puestas sus guirnaldas, sus luces y sus árboles. Las calles están preciosas, teñidas de los colores propios de la época (verde, rojo, blanco), aunque yo, como cada año por estas fechas, tengo el espíritu navideño “como ausente”. Ya aparecerá…si tiene que aparecer.
En la simplicidad está el gusto.
En la sencillez está el gusto.
Además, aunque no soy muy consumista, llega la Navidad – y, sobre todo este año, al volver a casa después de 4 meses fuera – y…¡¡algún regalo habrá que hacer, digo yo!!. Y ahí me surge la duda: ¿dónde me dejo “il soldi”? No, no me refiero a “en qué tienda”, si en Gucci o en Armani (¡¡inocentes!!), me refiero a…¿¿hago gasto en Italia o espero a llegar a España?? 

La obra pía o la historia del escudo franquista

Una cosa que me llamó la atención cuando buscaba piso en Roma fue conocer la existencia de la Obra Pía. ¿Qué que es eso? ¡Puf! Vamos a ver…la Obra Pía o Establecimientos Españoles en Italia tiene su origen en la Edad Media, cuando los españoles residentes en Roma, donaban todo o parte de su patrimonio para “dotar a doncellas sin recursos, socorrer a peregrinos y cuidar espiritualmente las almas difuntas”. La Obra Pía sigue existiendo, aunque en la actualidad, obviamente, su vocación no es tan …altruista.
La Obra Pía depende administrativamente del Ministerio de Asuntos Exteriores, pero está dirigida por el Embajador de España para la Santa Sede y regida por una junta de 7 personas: 4 personas designadas por el Ministerio y 3 sacerdotes. Y tiene un administrador italiano ayudado por un pequeño equipo de cinco o seis personas. Entre todos ellos (la junta y el equipo de administración) se ocupan de gestionar un patrimonio de 180 pisos y 80 locales comerciales en pleno centro de Roma. Este patrimonio produce una recaudación anual de unos siete millones de euros. Pero no comencéis a frotaros las manos, porque curiosamente, aunque esté gestionado y dirigido por organismos públicos españoles, ese capital inmobiliario no es propiedad del Estado Español, sino que la propietaria última de todos los bienes es la Iglesia. Con ese dinero se restaura el propio patrimonio, se mantiene la Iglesia de Montserrat, se beca a sacerdotes para que vengan a estudiar a Roma, se dan misas por las almas de los fieles difuntos (que donan sus bienes  a las obras pías ¡claro!), se hacen obras de caridad en nombre del Papa y se mantiene el panteón español del cementerio de San Lorenzo, donde se entierra a los españoles sin recursos que mueren en Roma. Con lo que sobra, se hace un cheque a nombre del Papa de turno y se lleva al Vaticano.
Sabiendo todo esto, es el momento de pensar un poco en cómo debería ser gestionado este patrimonio. ¿Aplicando fielmente las pías voluntades de sus píos fundadores, haciendo un uso comercial agresivo de los bienes inmobiliarios o manteniendo unos precios bajos como corresponde a una entidad no especulativa?
La realidad es que hasta el SXXI se alquilaban las propiedades por precios casi simbólicos, sobre todo a instituciones, diplomáticos y trabajadores desplazados a Roma, que eran los que tenían prioridad. En la práctica era un método un poco oscuro, pues había muchos favoritismos. Ya en 2008 con la intención de “ser rentables, evitar discrecionalidad y cumplir los fines” Paco Vázquez dice que la prioridad en el alquiler la tienen las instituciones católicas españolas, para todos los demás…MasterCard…es decir, precios de mercado. De esta manera muchos funcionarios y diplomáticos vieron como sus alquileres ascendían hasta un 500% (de 2.000 a más de 10.000 euros al mes). Pero también muchos organismos españoles sufrieron este agravio, puesto que entre los inquilinos de la Obra Pía figuran el Instituto Cervantes, la Consejería de Interior o la Agencia Efe. ¡¡Actualmente, creo que sigue existiendo cierta discrecionalidad (depende de quién sea usted), pero, en todo caso, si alguien quiere alquilar un piso o un local de la Obra Pía, que prepare la cartera!!
¿Y todo esto a qué viene?…Pues a que un día, paseando por el Corso dei Rinascimento, junto a Piazza Navona, maridísimo se percató de esto…
Escudo del franquismo en la fachada de un edificio cerca de Piazza Navona.
Escudo del franquismo en la fachada de un edificio cerca de Piazza Navona.
El escudo del Águila de San Juan, vamos, el de Franco. Ingenua de mí le dije que sería el de los Reyes Católicos, pero según me acerqué y leí el “una, grande y libre” ya no tuve dudas. Y es que, según parece esto era parte de la Embajada de la España de Franco ante la Italia de Mussolini, costeada por cierto por la Obra Pía en 1940 con un crédito que nunca fue reembolsado. Por lo tanto…¡propiedad de la Obra Pía!. Según he leído, parece ser que hay más, pero yo no los he encontrado. Lo que sí que he visto han sido otras “señales” de la Obra Pía Española, puesto que muchos de los palacetes que se alzan en los 100 metros que tiene de largo la Plaza Navona pertenecen a ésta. Aquí adjunto foto de un enrejado.
Real Pat. de Santiago y Montserrat. Año 1870
Real Pat. de Santiago y Montserrat. Año 1870
¿Qué opináis de todo esto? ¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? Y no me refiero a la presencia del escudo franquista en Roma, que me parece algo totalmente secundario, me refiero al hecho de…¿qué gana el Estado Español con todo esto? ¿cómo es posible que gestionemos en un país extranjero un patrimonio que no nos pertenece, que paguemos el sueldo del equipo que lo administra (sueldo que en algunos casos es más que generoso) y que ADEMÁS cobremos, por las propiedades que gestionamos, un alquiler millonario a nuestras propias instituciones? Algo maravilloso habrá que yo no veo…¡¡seguro!!.
(Igual me ha quedado un poquito espesa la entrada de hoy, pero es que le tenía ganas al temita desde hace tiempo :P)