Las Basílicas Mayores

A veces, cuando ves una serie de televisión o una película y se va desvelando la información, todo comienza a cuadrar en tu cabeza. Lo mismo ocurre en la vida real, cuando según tienes diferentes versiones de la misma historia, todo cobra sentido. Pues bien, a mí me está pasando esto con Roma, que poco a poco se va instalando en mi cabeza y voy asimilando su mapa, como si fuera parte de mí.
Y hoy, por casualidad, he llegado hasta San Juan de Letrán / S. Giovanni in Laterano y, de repente la he situado en el mapa. San Juan de Letrán es la Basílica Mayor más importante de Roma, porque se considera la Catedral del Obispo de Roma, que no es otro que el Papa.
Fachada norte de San Juan de Letrán.
Fachada norte de San Juan de Letrán.
Sólo hay cuatro iglesias, contando ésta, que ostentan el título de Basílica Mayor: San Pedro del Vaticano, Santa María la Mayor y San Pablo Extramuros. Aquellos que visitan las cuatro Basílicas Mayores obtienen la indulgencia jubilar romana, esto es “el más completo perdón de los  pecados” (¡¡y a mí ya sólo me queda una!!). Lo que caracteriza a las Basílicas Mayores es que tienen una Puerta Santa y nadie puede celebrar misa en el altar mayor salvo el Papa, además existe una especie de colegio sacerdotal donde dan la posibilidad de confesarse las 24 horas del día. La condición de las tres Basílicas Mayores situadas en Roma (San Pedro está en el Vaticano) es similar a la de las embajadas extranjeras, de manera que la seguridad de su interior corresponde a la policía de la Ciudad del Vaticano y no a la italiana.
Su historia se remonta al S.IV, cuando el emperador Constantino despojó a la familia Laterani de sus tierras para construir en ellas una iglesia dedicada a San Juan Bautista y a San Juan Evangelista. Hoy en día, la iglesia aún conserva su forma primitiva, aunque ha sufrido un terremoto, dos incendios y varias remodelaciones, la última de ellas llevada a cabo por Borromini en 1646. Hasta 1870 todos los Papas de Roma fueron investidos en ella y actualmente, es desde allí donde el Papa celebra los oficios el Jueves Santos y otorga la bendición anual a los fieles. Sobre su interior he de decir que es inmensa, e impresionan sus frescos, sus columnas, sus estatuas, sus mosaicos, su baldaquino…es todo grandioso. Tal vez demasiado para mi gusto, que soy más de cosas “íntimas”.
Interior de San Juan de Letrán.
Interior de San Juan de Letrán.
 

 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s