La dolce vita 1

Cuando uno piensa en la gastronomía italiana, piensa sobre todo en pasta, pizza y, como mucho, tiramisú. Sin embargo, debo decir que hay mucho más que todo eso. Y, por desgracia para mí, también la repostería en este país deja poco que desear…¡¡¡Dejadme sola, dejadme sola, que me pierdo!!!
Pastelería de Roscioli, cerca de Piazza Navona.
Pastelería Antico Forno, cerca de Piazza Navona.
Hoy concretamente os hablare de esos pequeños bocados hechos con frutos secos. Por ejemplo los cantuccini, de los que no se conoce muy bien el origen, pero que, en todo caso, son muy típicos del Mediterráneo, pues los catalanes los llaman carquinyolis y los valencianos  rosegons. En Italia son especialmente típicos de la Toscana y suelen tomarse con vino dulce. 
Típicos cantuccini toscanos.
Típicos cantuccini toscanos.
Y como he decidido que ya es hora de comenzar a recomendar lugares con nombre y apellido, hoy os hablaré de una pastelería que es especialista en este tipo de almendrados, desde los más tradicionales en forma y fondo (los cantuccini propiamente dichos), hasta los más alternativos, hechos con diferentes formas, colores y sabores, añadiendo chocolate u otro tipo de frutos secos como pistachos o avellanas. 
Vitrina del Antico Forno, junto a la Torre de la Mona.
Vitrina del Antico Forno, junto a la Torre de la Mona.
Esta pastelería se encuentra muy cerca de Piazza Navona, junto a la Torre de la Mona, en la esquina entre la Via della Stelletta y la Vía della Scrofa, y se llama Antico Forno.
Yo he probado un almendrado de esos que son acristalados por fuera y blanditos por dentro y otro bocadito recubierto con pistachos. No tengo palabras, me han parecido simplemente …¡¡espectaculares!!
Almendrado y "empistachado"
Almendrado y “empistachado”
PD: Después, para “compensar” me he ido a mi primera clase de fitness…Y debo reconocer que tras estar más de un mes sin hacer deporte, por motivos ajenos a mi voluntad, no se me ha dado mal del todo, he cumplido y he salido contenta. Eso sí, los mega espejos se los podrían ahorrar, porque hay que ver en tan poco tiempo lo mucho que puede hacer la ley de la gravedad (ayudada por un déficit de ejercicio y un exceso de almendrados) con un cuerpo de cuatro décadas como el mío. ¡¡Aaaaaiiiiinnnnnssss!!

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “La dolce vita 1”

  1. Hombre,q tu digas lo e tu cuerpo y la gravedad….es q es de risa,con perdón.a mi sí q no me ha hecho efecto el gimnasio y ahora me da por comer más dulce,porq será?.en fin espero q me lleves a este sitio aunq tenga q hacer triple ración de abdominales jjjjj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s