Sombreros

Hay momentos en la vida en los que uno lamenta no llevar sombrero, para podérselo quitar delante de algunas personas. Por eso yo, al menos en invierno, llevo casi siempre sombrero y, afortunadamente, he conocido en mi vida a mucha gente ante la que me lo quito sin dudar, siempre y en todo lugar. Va por ellos…
Para mí y para todos aquellos a los que les gusten los sombreros, hay muchas tiendas en Roma para comprar un buen sombrero. La de más renombre, por supuesto es la de los famosos Borsalinos. Estos sombreros nacieron hace 157 años de la mano de Giusseppe Borsalino, que se había convertido en maestro sombrerero en Paris unos años antes. Los sombreros, hechos a mano con un suave fieltro de la mejor calidad, tuvieron una gran acogida desde el primer momento, de manera que en sólo diez años, pasaron de tener una pequeña tienda en Alessandria, a vender a toda Italia y a parte del extranjero. Poco a poco la producción fue aumentando de 300 sombreros al día hasta 5500. Su fama aumentó aún más en los años 70 cuando se hizo una serie de películas llamadas precisamente así “Borsalino” y que fueron protagonizadas por Alain Delon y Jean Paul Belmondo. Desde 1979 la empresa no pertenece a la familia Borsalino, sino que es de una gran multinacional que sigue utilizando la imagen de muchos actores con un borsalino para identificar la marca como un accesorio de estilo y lujo. 
Tienda de Borsalino en la Piazza del Popolo.
Tienda de Borsalino en la Piazza del Popolo.
Pero si “no os apetece” (¡ja!) gastaros los 200 euros que cuestan de media estos sombreros, hay otras muchas opciones más baratas en Roma. Cerca de la Piazza Vittorio Emmanuele II hay un par de tiendas de sombreros que también atrapan siempre mi atención. Una de ellas está en la misma plaza y se llama Galleria Venturini y también venden sombreros muy curiosos, muy personales y, aunque tampoco son baratos, sí que son much(ísim)o más económicos.
Tienda Galleria Venurini en Piazza Vittorio Emmanuele II.
Tienda Galleria Venurini en Piazza Vittorio Emmanuele II.

 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

3 comentarios en “Sombreros”

  1. Me encantan los sombreros pero yo soy incapaz de ponermelos, no me veo o me siento un poco ridícula. Margarita ahora le regala los gorros de lana a Nuria. Pero ya te guardaré alguno……

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s