Obeliscos egipcios en Roma 4

Y hoy, por fin, la última entrada de la serie de obeliscos egipcios en Roma, para que no os perdáis ninguno. En esta ocasión, os hablaré de tres obeliscos:
El obelisco Macuteo mide 6.34 metros y se encuentra en la Plaza de la Rotonda, frente al Panteón.  Fue construido en la época de Ramses II (S.XII a.C) y fue traído desde Heliópolis. Hacía pareja con el Matteiano (el más chiquitito, del que ya os hablé el primer día y que se encuentra en Villa Celimontana, cerca del Coliseo). En 1373 fue reencontrado y desde 1711 está en su ubicación actual.

05 Macuteo (egipcio)

Muchas cosas tienen en común el obelisco Macuteo y el Dogali, pues éste último, que se encuentra frente a las Termas de Diocleciano, en la Plaza de la República, también mide 6.34 metros, también fue construido en la época de Ramses II, también fue traído desde Heliópolis y también formaba pareja con otro, en este caso con un obelisco que hoy en día se encuentra en Florencia. Pero el obelisco Dogali fue el último que se encontró y que se desenterró de entre los restos del Imperio, ya que no fue hasta 1883 cuando apareció y, aún más tarde, en 1924 cuando encontró su actual enclave.

07 Dogali (egipcio)

Y ya por último os hablaré del obelisco Minervo, uno de los más llamativos, más que por el obelisco, por su base, ya que es el famoso obelisco del elefante. Este obelisco es posterior a los dos anteriores, pues fue construido en el S.VI aC y traído a Roma desde Saies por Diocleciano. Después, como todos los demás, quedó enterrado, hasta que en 1655 fue encontrado y situado junto a la Iglesia de Santa María Sopra Minerva, donde aún se encuentra. Mide sólo 5.47, pero parece algo mayor porque en su base tiene una increíble figura de un elefante hecha por Bernini.
06 Minervo (egipcio)
Y ahora os dejo corriendo, que me esperan los deberes de italiano…y no soy precisamente la alumna aventajada de la clase 😀

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s