Panteón

Para mí, sin lugar a dudas, uno de los lugares más fascinantes de Roma es el Panteón, que lleva en la ciudad casi dos mil años. El edificio actual se construyó para sustituir a uno anterior que fue destruido por un incendio. La inscripción frontal de “nuestro” panteón hace referencia precisamente al panteón original y habla de Marco Agrippa, el que lo mandó construir en los tiempos de Augusto (allá por el 27 a.C) lo construyó. Sin embargo, el Panteón que aún hoy nos acompaña, se construyó en tiempos de Adriano y fue inaugurado en el año 128 d.C, pero cuesta creerlo, por su excelente estado de conservación.

P1090454

Visto de frente, desde el exterior, el pórtico con columnas de granito y el frontal, casi tapan la cúpula, y apenas dejan adivinar todos los misterios que se esconden en su interior que, entre otras cosas, alberga las tumbas de Rafael y las de los reyes italianos de la edad moderna. Pero, como ya he dicho este edificio es verdaderamente fascinante, y está lleno de enormes misterios. Por ejemplo, una de las cosas que más llama la atención es la cúpula, que es una esfera perfecta, donde la altura y la anchura son idénticas (más de 43 metros) y que se hizo volcando cemento mezclado con piedra porosa en un molde provisional de madera. ¡¡Increíble la ingeniería del S.II!!. Además, en el centro de la cúpula, hay un orificio superior, de más de 8 metros de diámetro, que proporciona la única iluminación de la iglesia. Porque el Panteón, en la Edad Media, fue consagrado como iglesia. Aunque, (otro misterio), por muchos estudios que han hecho sobre este edificio, aún se desconoce cuál era su función original.

P1090460

Actualmente, una tesis que se baraja es la de que el Panteón estaba hecho para enaltecimiento del Emperador. Y es que hay algunos estudios sobre los juegos de luces que se produce en el recinto, que son asombrosos. Por ejemplo, se ha observado que cada 21 de abril, al mediodía exacto, la luz que entra por el oculus, incide directamente en la puerta de entrada. ¿Y qué? – me diréis. Pues que da la casualidad de que el 21 de abril es la fecha en la que la tradición marca la fundación de Roma y, de esta manera, todos los años, ese día, se celebraba en el Panteón un acto conmemorativo y, era precisamente a las doce del mediodía, cuando accedía al templo el Emperador, de manera que, como en una escenografía casi mágica, la luz le iluminaba directamente. Es decir, que el Panteón sería una especie de gran reloj de sol, cuyo diseño estaría influido por cuestiones astronómicas, para mayor gloria del Emperador. ¿Es o no fascinante y misterioso?

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “Panteón”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s