Gaeta

Gaeta ya fue, en tiempos de los romanos, un lugar de vacaciones. Hoy en día, también lo es, aunque la gran mayoría debe concentrarse en los meses de julio y agosto. Y es que se encuentra, como os dije ayer, entre Roma y Nápoles, pero está más lejos de cualquiera de los dos, de lo que lo están entre sí ambas ciudades. ¿Raro, no?. Aunque, hablando con propiedad, no está lejos, pues creo que de Roma son unos 145 kilómetros, sino que la carretera para llegar es más bien…bueno, creo que no debería ni llamarla carretera. Así que ayer tardamos dos horas y cincuenta minutos en recorrer esa corta distancia.
20140510_104243
A la zona donde se encuentra, en el mar Tirreno, la llaman la Riviera di Ulises y es un lugar muy bonito, lleno de lugares por descubrir. Para empezar hay que subir al monte Orlando, a través del complejo de la Santísima Trinidad que, desde una iglesia, te lleva hasta una zona abrupta, llena de enrevesados caminos que te conducen a lugares impresionantes, algunos creados por el hombre como el mausoleo del general Lucius Munatius Plancus (en el S.I a.C) y otros de carácter natural, como las vistas impresionantes de los acantilados, tanto desde la gruta del Turco, como desde lo más alto, cortados en los que además muchos valientes se dedican a hacer escalada. 

20140510_091523

También hay que visitar el casco antiguo, fundamentalmente medieval, que se caracteriza por sus calles estrechas, por el castillo y por alguna iglesia. Aunque en realidad la vista del pueblo en la distancia es mucho más bonita que cuando te acercas. Me pasa en casi todos los pueblos italianos, que cuando caminas por sus calles, muchas veces terminas atrapado por una decadencia que todo lo toca.
20140510_182610
Pero no sólo de visitas culturales y naturales vivimos los “romanos”, por eso también hemos aprovechado para darnos el primer chapuzón de la temporada en la playa de Serapo, que tiene una arena dorada y fina y un agua fresquita y cristalina. Y, además, además, además…¡¡tiene zona de playa libre!!. ¡Un lujazo!

20140510_113645

Ah…y comer, comer, comer. La otra afición de los romanos, o al menos de “estos romanos”…en la próxima entrada os hago un recopilatorio de los restaurantes que hemos visitado y que hasta el momento nos han encantado…por si venís por aquí.

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “Gaeta”

    1. Un sitio muy bonito. Lástima que las carreteras sean tan malas, porque si no estaría abonada todo el verano a este lugar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s