Deporte

En realidad, con el título de esta entrada no me refiero al deporte que hacemos o dejamos de hacer, sino a la dificultad que en muchos casos tenemos para seguir el deporte español desde Roma. Páginas web, bares, embajadas, casas ajenas, cualquier solución es válida para intentar ver esos momentos “históricos” que cada año se repiten varias veces. Ahora por ejemplo, estoy intentando ver en el ordenador el partido que Nadal está jugando contra Murray a sólo unos pocos kilómetros de aquí. Y mañana, algo tendremos que inventarnos para poder seguir el duelo por la liga…que en el caso de mi familia es además (casi) fratricida. ¡¡¡Aaaayyyy!!!

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s