Obeliscos romanos

Esta vez os traigo los obeliscos que los romanos construyeron a imagen y semejanza de los egipcios. Algunos se hicieron directamente en Roma y otros fueron mandados construir en Egipto y posteriormente llevados a Roma. ¿Os imagináis cómo debía ser el traslado tanto de los originales como de las copias? Otro misterioso prodigio de la ingeniería romana. En todo caso, los obeliscos romanos son 5:
1. El obelisco Agonalis tiene 16.53 metros y está situado en la Piazza Navona desde 1651, después de que Bernini lo restaurara. Fue mandado construir por Domiciano y colocado en el circo Majencio. Está grabado con jeroglíficos con los títulos de los faraones y por orden de Inocencio X, tanto él como los demás obeliscos se “cristianizaron”, coronándolos con una cruz de bronce. Éste es uno de los más conocidos y también de los más bellos, pues la restauración de Bernini incluyó la construcción en la base del obelisco de la fuente de los Cuatro Ríos, con unas figuras humanas de gran expresividad, además se encuentra frente a la iglesia de Santa Agnes en Agonía, obra de Borromini.
09 Agonalis (romano)
2./3. Los obeliscos de Quirinal y de Esquilino son gemelos, tienen 14.63 y 14.75 metros respectivamente, y fueron descubiertos en el S.XVI en el Mausoleo de Augusto y colocados juntos. Aunque años después, en 1786, Pío VI los separó y situó a uno en la Plaza Quirinale, junto a la residencia del Presidente de la República, acompañado de unas estatuas que representan unos caballos junto a los hijos gemelos de Júpiter, Castor y Pólux. Y al otro en la Plaza de Esquilino, junto a Santa María la Mayor.
10 Quirinal (romano) 11 Esquilino (romano)
4. El obelisco Salustiano tiene 13.91 metros y desde 1789 está en Trinitá dei Monti, en lo alto de las escaleras de la Piazza Spagna, y es probablemente uno de los más conocidos. Es una copia, aunque más pequeña, del obelisco Flaminio. A mí personalmente me encanta, sobre todo esta vista que os adjunto subiendo desde una de las escondidas escaleras laterales de la Piazza Spagna.
12 Salustiano (romano)
5. El obelisco Pinciano es el más pequeño de los obeliscos romanos, pues sólo mide 9.24 metros, fue mandado construir por Adriano y es el único que no tenía fotografiado cuando comencé esta entrada. Así que, como a cabezona no me gana nadie, he cogido la bici y aprovechando los últimos rayos de sol, me he ido volando (y disfrutando del vuelo) entre el tráfico romano y vespertino, hasta Villa Borghese, en la colina de Pinciano, para sacarle una foto y compartirlo con vosotros. El viaje ha sido además en su honor, pues éste ha sido el obelisco más viajero, porque en un primer momento fue erigido en una tumba de Tívoli, después trasladado a Roma para decorar el Circo Variano y posteriormente enterrado hasta el S.XVI, cuando fue encontrado cerca de Porta Maggiore, para ser trasladado inmediatamente al Palacio Barberini, después al Vaticano y, en 1822, a su actual enclave.

20140523_201457

Y con esta entrada acabo con los obeliscos de Roma (tanto egipcios como romanos), con la esperanza de que los busquéis y los encontréis en vuestros futuros viajes a la ciudad eterna, pues sólo así habréis estado en muchos de los lugares más significativos y bellos de la ciudad.
 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “Obeliscos romanos”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s