Lago Martigniano

El lago Martigniano es un lago “pequeñito” (las comillas son porque ya nos gustaría tener algo así) y de origen volcánico, que está al lado del Lago Bracciano. Y, aunque está a sólo 30 kilómetros de Roma, se encuentra alejado de las vías principales y como tampoco hay grandes pueblos a su alrededor, aún conserva su integridad natural. No en vano hace poco fue declarado Parque Natural, para así poder proteger ese ambiente encantador y casi intacto. Y no es que no esté explotado turísticamente (estamos en Italia), pero lo está de una manera limitada, no abusiva, de hecho sólo una pequeña área del lago tiene zona de playa, con unos pocos negocios y mucha zona de baño libre (algo insólito). Además no se puede llegar con el coche.
Para acceder a él, hay que llegar hasta un aparcamiento a través de una carretera de piedras. El aparcamiento cuesta 4 euros y 1 euro por persona para utilizar las furgonetas que te llevan desde el aparcamiento a lo alto del monte Sabatini (unos 2 kilómetros). Pero ese dinero permite pagar además al equipo que se encarga de la limpieza y del mantenimiento del equilibrio natural en todo el entorno del lago. Una vez en lo alto, hay que bajar aún unos 600 metros a pie, pero el camino se hace corto, pues ya se comienzan a ver las vistas del lago desde arriba. En todo caso, creo que este es uno de esos casos en los que cuanto más te acercas, más te maravillas.

20140607_120704

En los alrededores del lago había sitio para todos, no había demasiada gente, se estaba muy bien. Sin molestar, ni ser molestado. Nosotros, aunque “acampamos” (por cierto, se permite la acampada libre) cerca del camino, fuimos a dar un paseo hasta el otro lado del lago (donde ya no hay playa, sólo vegetación) y por el camino encontramos muchos ambientes diferentes, desde el más familiar, al más “hippy”. Por nuestra parte, nos bañamos, jugamos al balón, pasemos, hicimos un picnic, nos compramos un helado, hemos dormido la siesta y, si no hubiese sido por la música machacona que, a última hora de la tarde, le dio por pinchar al dueño de uno de los bares 😦 hubiese sido del todo como un oasis a un paso de la ciudad.

20140607_172023

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s