Il gelatto

Sol, calor, lluvia, fresco y helado…mucho helado en el día de hoy. Helado rico, helado italiano. Para hacer un poco de historia os contaré que los sicilianos aseguran que fueron los primeros italianos que conocieron el helado, pues a la isla lo trajeron los árabes y de la isla se extendió a la Toscana, al resto de Italia y al mundo entero. En todo caso, lo que es seguro es que el prototipo del helado, el sorbete, fue siciliano y se preparaba con zumo de fruta y nieve. Porque a finales del invierno, los sicilianos hacían rodar enormes bolas de nieve desde la cumbre del Etna y las almacenaban en grutas subterráneas para que no se derritieran o formaran bloques de hielo. Y así, en verano, podían vender la nieve una vez empaquetada, a todas las ciudades de Italia y Malta. A la nieve empezó a añadírsele mosto, vino y miel, para hacer sorbetes, y así se podía conservar hasta 2 días en grutas o pozos. En el S.XVII se empezó a enriquecer con mantequilla y nata, el resultado no era ya sorbete, sino el helado propiamente dicho.

20140614_180728

Pero la historia del helado dio un giro en el S.XIX y sobre todo en el S.XX, cuando la industria de bebidas y dulces refrescantes pasó a manos de los pequeños comerciantes del Véneto. En esa época, Italia se hallaba en pleno proceso de industrialización y los viejos talleres de mecánicos y herreros entraron en crisis. Para reinventarse (la crisis no es algo nuevo), los ex-mecánicos vénetos fabricaron cómodos carros-heladeras, aprendieron a fabricar el helado de manera itinerante y todos los veranos recorrían las playas y paseos italianos vendiendo la mercancía. A comienzos del S.XX el 80% del mercado ambulante del helado estaba en manos de venecianos. Hoy en día la fama del helado italiano (itinerante o asentado) es ya casi mítica y hay que reconocer que también en Roma…¡¡el helado está riquísimo!!

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “Il gelatto”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s