Las cosas que no me gustan de Roma (año 1)

Anuncio que esta serie ha entrado en la última semana antes de dar por finalizada su primera temporada y, consecuentemente, tocan capítulos de resumen y balance, lo mejor y lo peor de vivir en Roma. Hoy, para quedarme siempre con buen sabor de boca, comenzaré por las cosas que menos me gustan de Roma:
1. El tráfico sobre todo y ante todo. Es desesperante ver como los coches, las motos y los peatones se cuelan por cada esquina, como paran en medio de la calle sin preocuparse por quién viene detrás, como no respetan las señales, como te echan la bronca por parar en un paso de cebra o por intentar aparcar bien. No, no conducen rápido en Roma, conducen mal. Muchas veces  el tráfico romano me hace sentir como en un día de furia.

20130926_151500

2. La suciedad. Es una ciudad muy sucia, no es extraño ver las papeleras rebosantes, restos esparcidos en los jardines del centro…Y creo que es consecuencia de la general falta de civismo. Aquí he visto cosas que hace años que no veo en España, como en medio de un atasco, abrir la ventanilla del coche y tirar una lata de cocacola y una bolsa de patatas por ella. Pero con falta de civismo, no hablo sólo de la suciedad, también de esa palabra que no existe en el idioma italiano “fila”…¡¡¡cuántas veces me he quedado con ganas de cantarle las cuarenta a alguien, cuando se me ha colado en el súper o en el cine, con absoluta normalidad!!!. Ha sido por falta de vocabulario, no de ganas, porque no puedo con ello…  
Villa Borghese.
Villa Borghese.
 3. El estado de las calles y las carreteras. También el de los trenes y los metros. Arte urbano todo…
Calle en el barrio de Parioli, lo que vendría a ser Serrano.
Calle en el barrio de Parioli, lo que vendría a ser Serrano.
4. Las italianas escuálidas y recauchutadas, con pómulos y labios de catálogo. Esas que yo veo casi todos los días por el colegio o por el barrio, esas mismas que tanto le gustan a Berlusconi e inundan la televisión italiana (que es otro de los puntos negativos del país, pues hay que decir que es bastante peor que la media mundial, España incluida).

5. La lluvia de verano, de otoño, de invierno y de primavera. Esa lluvia torrencial, más semejante a la de algún país tropical que hace que el infernal tráfico sea aún peor.

20140131_083203

6. Algunas cosas de algunos italianos. Y es que…no se puede ser perfecto. Aunque ellos parece que no lo saben. Porque si alguien puede serlo, esos son ellos…¿o tal vez no?. Y es que muchos mitos sobre los italianos siguen vigentes casi un año después: su culto obsesivo por la imagen, su orgullo de todo lo italiano (todo lo suyo es lo mejor: comida, aceite, vino, ropa, fútbol…), y también esa necesidad de que el visitante caiga rendido a sus pies y a los pies de su ciudad (en este punto diré que tampoco me gusta que para ello propongan cosas que no tienen la intención de hacer).
Y aquí lo dejo, no sé si después de diez meses intensos, 6 cosas negativas son muchas o pocas, pero son las primeras que se me han venido a la mente cuando he pensado en lo que no me gusta de vivir aquí (aparte de las más obvias y sentimentales). Y aquí las dejo para que se quemen con todo lo malo en esta noche de San Juan. En todo caso, supongo que cuando llegue el capítulo “Cosas que me encantan de vivir en Roma”, comprobaréis que casi todo lo bueno compensa con creces a lo malo. 🙂

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

4 comentarios en “Las cosas que no me gustan de Roma (año 1)”

  1. Bien sabes, amiga, que aquí tratas dos temas muy nuestros y recurrentes… resumibles en la primací ay la recencia. Las compulsivas, las glotonas, quienes sabemos que jamás dejaremos nada en el plato y siempre tendremos hueco para el postre y lo que venga, tendemos a dejar (qué coño tendemos, dejamos) lo más rico para el final, ese bocado exquisito con cuyo sabor quieres quedarte como guinda al banquete. De ahí dejar lo bueno para lo último. Este comportamiento, que yo, glotona rodeada de engullidores de mi calibre, siempre pensé universal, creó esta teoría cuando observé que aquellos que no son “de la época del hambre” y saben dosificarse y escuchar su sensación de saciedad y decir basta, hacen exactamente lo contrario a lo que yo considero natural,: esto es, comerse lo que les resulta más apetecible lo primero, y lo que para mí es incluso más sorprendente: descorchar el mejor vino el primero o el champán carisisisisissisisisimo antes del cava de marca blanca y denominación de origen no catalana… sip, ver para creer para gentes como nosotras, querida, bien lo hemos hablado tantas veces.
    Y lo bueno, ese equilibrio de nuestras balanzas, ese que lo que salva sea mayor que lo que hunde, ese compensar innato, y esa tendencia natural, pese a todo, a saber, a sentir, a paladear (¡¡menos mal, coño!!) que es verdad, que lo bueno es más, que salva, que redime, que reconcilia.
    Y eso.
    Y un beso.
    Con queso, ñammmmm!! (tengo yo un cabrales recién compradito en una feria… jajajajajaja, ¡incorregible!)

  2. y ahora, compulsiva que es una, que cuando se pone no puede parar, haciendo uso de mi vertiente psicológica, solo dejo caer así, al ciberespacio, una pregunta… ¿Y por qué eso es lo que no te gusta de Roma? ¿Por qué te desquicia el caos, la suciedad, el barullo, la falta de respeto, la prepotencia, el egocentrismo…?
    Lo digo por tocar un pelín los webs, no más…

  3. Jope!!!! despúes de estar leyendo todos tus post durante todos estos meses…. ahora se me ha caído el mito de Roma…..
    Madre mía escribe pronto lo bueno de Roma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s