Un paseo…

Esta mañana la pereza me ha atrapado, y yo me he dejado seducir por la idea de no hacer nada. Pero, después de un rato en casa dando vueltas y después de constatar por enésima vez mi incapacidad congénita (creo) para los idiomas, me he ido a montar en bicicleta por el centro de Roma, desde mi casa hasta Campo di Fiori y de allí por el Lungotevere de nuevo hasta casa.
20140905_184616
He de reconocer que me encanta montar en bicicleta por Roma, es un auténtico placer, pero a veces no es tan poético como suena y entraña más de un peligro; en contrapartida, te ofrece la posibilidad de moverte libremente de una manera rápida y limpia por la ciudad, y con ello toparte con auténticos tesoros. Hoy por ejemplo, durante el recorrido he ido encontrando esas calles de Roma que hacen que la ciudad tenga un encanto por encima de lo normal. Para muestra unos botones…

20140905_184746

En la Via Giulia está una de esas fuentes curiosas que de vez en cuando te sorprenden en cualquier esquina de la ciudad. Se llama la Fontana del Mascherone y, como su propio nombre indica, es una máscara grotesca hecha en el barroco. Un poco más allá, en la misma calle, se pasa por debajo de un arco, actualmente cubierto de vegetación, que fue la primera puntada que dio Miguel Ángel a un gran proyecto que quedó para siempre inacabado, el de unir el Palazzo Farnese (actual Embajada francesa, en Piazza Farnese) con la Villa Farnesina (en el Trastévere).
Vicolo della Moretta
Vicolo della Moretta
Esta Vía (Giulia), en algún punto de su camino, desemboca en el Vicolo della Moretta, que es una plaza de la que salen otras calles, a cual más interesante: La propia Via Giulia -que continúa mucho más allá, mostrando otros tesoros, como iglesias, cárceles y palacios – la Via di Monserrato – donde se encuentra la iglesia conocida como de Montserrat y Santiago, en la que dan misas en español todos los días – y también la Via del Pellegrino y la Via dei Banchi Vecchi. En estas dos últimas hay muchísimas tiendas y galerías de arte que, aún sobre la bicicleta, no podía dejar de mirar. ¡¡Simplemente maravillosas!!.

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s