Centrale Montemartini

20140906_121607
La amenaza de lluvia que se cernía sobre Roma este sábado, amainó nuestras ganas de salir de la ciudad. Pero, una vez más, las previsiones fallaron y el día amaneció brillante, con lo cual decidimos salir de descubrimiento. En concreto, íbamos dispuestos a dar un paseo por el Aventino, pero un poco más allá  (Vía Ostiense 106) encontramos este museo y no dudamos en pararnos y, finalmente, quedarnos.

20140906_115437

La Central Termoeléctrica Montemartini fue una de las primeras que existió en la ciudad, se inauguró en 1912 y debe su nombre a su asesor tecnológico, Giovanni Montemartini. Antes de cerrar, la planta funcionó durante más de 50 años con la más moderna tecnología. Después de su cierre, se transformó en un Art Center. En 1997, como consecuencia de la reforma de algunas salas de los Museos Capitolinos, parte de sus obras se trasladaron a la Central Montemartini, en el marco de una exposición, en un primer momento temporal, que se llamó “Máquinas y dioses”.
20140906_122329
En 2005 muchas de estas obras volvieron a su lugar de origen, pero muchas otras, las que habían sido descubiertas a finales del SXIX y las que se habían encontrado  en los años 30 del SXX en el Largo Argentina, se quedaron de forma permanente en la Central, que se convirtió así en una nueva sede de los Museos Capitolinos.

20140906_122133

No es que a mí me interesen especialmente las centrales energéticas y tampoco soy una gran experta en escultura de la época de la República romana (la mayoría de las obras son del SII a.C.), pero la mezcla de ambas, el encuentro de dos civilizaciones, el contraste de la máquina gigante, insensible, fría y oscura,  con la delicadeza de los rostros cálidos, llenos de sentimiento, el reflejo de la vida y la muerte grabado sobre el mármol blanco, me ha dejado francamente fascinada. ¡¡Me ha encantado el descubrimiento de hoy!!

20140906_124146

 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “Centrale Montemartini”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s