La Papisa Juan XIII

Hoy, en uno de esos libros sobre Roma que de vez en cuando os enseño y que, aún más de vez en cuando, leo, he encontrado una historia muy curiosa y divertida, una de esas anécdotas romanas que me apetece compartir con vosotros…voy a ello.
Resulta que en el Medievo cobró forma la leyenda que decía que en torno al año 850 dC había existido una Papisa en Roma. Una mujer que llegó de Alemania y que, para acceder fácilmente a la cultura que, por aquella época, estaba vetada a las mujeres, se hizo pasar por hombre. Y fue así, de monasterio en monasterio, que terminó haciendo carrera eclesiástica, con tal suerte que acabó siendo elegida por unanimidad para ocupar el sillón de Pedro. Cuenta también la misma leyenda que dos años y medio después, en medio de una procesión, el Papa se bajó apresuradamente del caballo que montaba y, delante de todo aquel evento popular, se puso de parto. Aquí, la leyenda tiene dos versiones, una dice que murió allí mismo (no se sabe si de muerte natural o apedreada por los fieles engañados) y otra que la encerraron a ella y al niño en un convento para expiar la culpa.
Foto de http://pietersteinz.com
Foto de http://pietersteinz.com
En todo caso, parece ser que esta leyenda concreta no tiene fundamento histórico, pero lo que sí que es cierto, a tenor de lo que aparece en muchos escritos, aunque nunca ha sido confirmado por la Iglesia católica, es el ritual para determinar el sexo del nuevo Papa. Un antiguo ritual por el cual el Papa, tras su elección, debía sentarse en un sillón que se caracterizaba por tener un agujero en el centro, por donde, dicen, el cardenal más joven comprobaba que no les daban gato por liebre, es decir, que “habet duos et bene pendentes”. Aún se conservan dos de estos sillones papales, uno en el Louvre y otro en los Museos Vaticanos. Así que si vais y la veis…¡¡ya sabéis la utilidad!!
Foto tomada de la red
Foto tomada de la red

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Un comentario en “La Papisa Juan XIII”

  1. Madreee….luego nos extrañamos de la prueba del pañuelo!por cierto q tronos parecidos los hay donde Prada a tope por sí no habéis ido a la Moncloa,también os lo recomiendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s