El bus turístico

Primero de todo aclarar que yo en Roma aún me siento como una turista y que, aunque bien es cierto que cada vez la voy conociendo más, nunca es suficiente. Aún así, incluso en tu propia ciudad, en esa que crees conocer como la palma de tu mano, es bueno ponerse de vez en cuando los zapatos de paseador y las gafas de descubridor y lanzarse a buscar. Y hoy, por capricho de la rubia y por cumplir una promesa, me subí con la mamma, la rubia y el ojazos en el autobús turístico para dar un paseo por las calles más céntricas y más bonitas de la ciudad. Barberini, República, Quirinale, Termini, Santa María la Mayor, Venezia, Coliseo, Circo Máximo, Teatro Marcelo, Corso y Barberini de nuevo. El precio es de 15 euros y me parece que bien vale la pena dejarse llevar durante hora y media, para ver la ciudad desde una perspectiva diferente a la habitual. Y reconozco que, aunque obviamente, todo lo conocía, sí que hay sitios que han seguido sorprendiéndome y abrumándome, como el primer día. Y me he sentido en conexión (casi mágica) con la ciudad. ¡¡Y me he vuelto a enamorar!!

DSC07429

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “El bus turístico”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s