Síndrome de Roma

Una buena conocida de aquí dice que viajar a España es “contraproducente” y creo que algo de razón tiene. En estos momentos, cuando estoy sin estar y vivo sin vivir en mi, cuando aún tengo un pie en Roma pero mi cabeza ya está en Madrid, comienzo a desvariar: “justo ahora que estamos aquí asentados y tan bien, qué pereza ir”, pero es que lo peor de ir, no es ir, ni mucho menos estar, lo peor de ir, es tener que volver.
Y, pese a todo, tengo con este lugar  una especie de síndrome de Estocolmo, bueno, en este caso de Roma, una ciudad que trata de destruirte, pero a la que no puedes dejar de amar…¿cómo se podría dejar de amar algo así, tan bello, tan único, algo que sabes que es tuyo, aunque no te pertenece?

río

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s