Vía Veneto

En mi deambular por las calles más representativas de Roma, hoy me adentro en la exclusiva Vía Veneto. Y es que, la Vía Vittorio Veneto, más conocida simplemente como Vía Veneto, fue en tiempos una de las más elegantes de Roma, aunque hoy en día, a mi parecer, tiene un regusto trasnochado, incluso tal vez, un poco rancio.

20150115_144822

Fue entre 1890 y 1960 cuando se construyeron todos esos grandes palacios y villas que más tarde se convertirían en elegantes hoteles, sedes de bancos y de Embajadas, la más conocida es Villa Margherita, hoy en día Embajada bilateral de Estados Unidos.
20150119_093753
En la década de los sesenta, Fellini, que era un habitual de los cafés de esta calle, la convirtió en mítica, pues aparece en casi todas sus películas. Aunque, como curiosidad, os contaré que, por lo que he leído, la Vía Veneto que aparece en las películas de Fellini, no era la auténtica Vía Veneto, sino una fiel reconstrucción de la misma, hecha en Cinecittà.
En todo caso,  la calle, mantenga o no el encanto de aquellos años, tiene mucho que ver y visitar: la fontana delle api (fuente de las abejas), de Bernini, la Iglesia de los capuchinos (con su cripta decorada con huesos de los monjes), la ya mencionada Embajada y al final de nuevo Villa Borghese. Por el camino, cafés para mirar y no parar…consejo de romana 🙂

20150119_093355

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

5 comentarios en “Vía Veneto”

  1. Efectivamente Fellini odiaba filmar en exteriores. Prefería reproducir Manhattan en Cinecittà, si era necesario. Consideraba que así controlaba más la situación.

    1. Sí, desde los inicios del cine comercial, la costumbre era rodar en interiores, sobre todo por los problemas de iluminación y para controlar los posibles imponderables. Luego llegó el realismo y comenzaron a experimentar en exteriores, hasta la actualidad en que casi todo se rueda en exteriores. Pero hubo directores que siempre se mantuvieron fieles a los estudios, como Fellini. ¡¡¡Cómo me hubiese gustado ver Cinecittà en su época dorada!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s