Y en el horizonte…Carnaval

De nuevo aquí…
Debo aclarar que ayer me pasó algo que no me había pasado nunca…¡me hago mayor!. Pero es que después de la rutina infantil vespertina, que será romana, pero sobre todo es rutina, me puse a estudiar, con la intención de ver después el partido (fratricida) de Copa, pero, cuando me quise dar cuenta, Messi había metido un gol y yo estaba cabeceando entre los apuntes de Marketing Estratégico…¡¡perra vida ésta que se pasa sin darnos cuenta!!.
Tanto es así que, aunque yo aún tenga el repiqueteo de las campanadas sonando en mi cabeza y aún queden tres semanas, las pastelerías romanas ya se han llenado de dulces de Carnaval y yo a disfrutar, porque para mí los escaparates llenos de azúcar y color, son mucho más atractivos que los de las grandes firmas de ropa en rebajas…¿dónde va a parar? Mientras me conforme con verlo todo desde el cristal – ahora que he conseguido quitarme el equipaje extra que traje de España en Navidad – todo va bien, lo malo es el día que cruce el umbral, porque lo cruzaré y…¡¡temblará Roma!!
Lo más típico de estas fechas son las castagnole, que son unos buñuelos rellenos de nata, crema, chocolate, fresa…parecidos a esos que venden en Madrid por todos los Santos. En este caso puedes elegirlos fritos o al horno…
 20150118_150941
Otra cosa que también es muy típica del Carnaval son los frappè, parecidas a las orejas gallegas de Carnaval, pero aquí aderezadas, además de con azúcar, con chocolate o con la italianísima nutella.
20150118_151231
20150118_150927
Y por último, las bigne di Sant Giussepe, otro dulce tradicional de estas fechas, muy típico del Lazio, del que no os hablé el año pasado (que de los otros dos ya os mencioné algo) y que consiste en una mezcla de harina, mantequilla, huevo y azúcar, frito, relleno de crema pastelera y bañado en azúcar glass…sé que los ingredientes no son los mismos, pero a la vista, se me parece un poco a la masa de los churros, eso sí…ligero, ligero debe ser.
¡¡Que os aproveche!!. Que mirar ni cuesta, ni engorda…ayyyyy.

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s