Sicilia 1: Agrigento

Al final he dormido bien en el barco, hasta que unas voces se me han aparecido en sueños para decirme que había que empezar a desalojar los camarotes, que ya se avistaba el puerto, que ya estábamos llegando a…¡¡Palermo!!. Y mientras esperábamos para bajar, me acordaba de aquello de “Sicilia, años 20”. Y allí estábamos nosotros, en Sicilia, S.XXI. Pero apenas hemos visto nada de Palermo, porque en este viaje no es nuestra guerra, pues vamos a ver el sur y el este de la isla. Así que rápidamente nos hemos dirigido con el coche hacia Agrigento, en el sur de Sicilia, a tiro de piedra de la tristemente conocida isla de Lampedusa. Por cierto, que lo de rápidamente es un decir, porque para hacer los 120 kilómetros que separan ambas ciudades hemos tardado algo más de dos horas…Hoy, 25 de abril, día de la liberación de Italia, seguimos siendo esclavos de sus limitaciones básicas. En fin. Si queréis más datos sobre Agrigento os diré que fue el lugar donde nació el que después sería premio Nobel y autor (si la memoria no me falla) de “Seis personajes en busca de autor”: Pirandello. Pero volviendo a lo que nos ocupa os contaré que, como cuando hemos llegado hacia una temperatura estupenda, nos hemos cambiado de ropa y, después de desayunar, hemos salido con rumbo a la Scala dei Turchi, una pared de roca, que está junto al mar y que destaca sobre todo por su brillante color blanco. Desde ahí nos hemos dirigido a una playa cercana para jugar, comer y bañarnos (sólo un poco)

20150425_12143520150425_115847

El paso por el hotel (B&B Garibaldi 61) ha servido para darnos una ducha y cambiarnos de ropa antes de salir pitando para el Valle dei Templi o el valle de los tempos, como prefiráis, un conjunto de templos construidos por los griegos allá por el lejano S.V a.C. que, la verdad sea dicha, están muy bien conservados y así al atardecer, durante la hora y media o dos horas que tardas en verlos, te van contagiando de tranquilidad. Nos han gustado mucho.

20150425_175830 20150425_181450

20150425_18372220150425_175515

Y pese a todo el ajetreo del día aún hemos tenido ganas de dar un paseo y cenar por el pueblo de Agrigento. Y os confesaré una cosa, igual que el trayecto entre Palermo y Agrigento me ha encantado, sobre todo por lo verde del paisaje, los alrededores de Agrigento (salvando los dos lugares que ya os he mencionado) me han parecido un horror. Sin embargo, el pueblo tiene bastante encanto. Un día soleado y redondito para romper el hielo con Sicilia.

IMG-20150425-WA0010

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s