Sicilia 7: Taormina

Parece mentira, pero ya llegó mayo. Y nosotros comenzamos este nuevo mes en Taormina, visitando su castillo saraceno. Bueno, en realidad no, porque cuando llegamos arriba descubrimos que el castillo estaba cerrado por reformas…¡desde 1997!. Pero aún así, la subida hasta Santa María della Rocca mereció la pena, sobre todo por las vistas del pueblo y también de toda la Bahía de Naxos.
20150501_111455
Después nos acercamos hasta el Teatro Griego que, aunque de griego ya apenas conserve nada, es un lugar idílico sobre todo por su posición, con el Etna a un lado y toda la costa al otro. Es un lugar maravilloso, donde además se han rodado gran cantidad de películas.

20150501_12050020150501_121157

Y después de dar un paseo por el pueblo y tomar un granizado (del que ya os hablaré convenientemente en la sección “gastronómica” de Sicilia), volvimos un ratito a la playa. Las playas de Taormina tienen un agua cristalina y fresca, en su contra cabe decir que son de piedrecillas y que son todas (o casi todas) de pago, dejando sólo la parte libre a los trozos más rocosos o al mismo lugar donde atracan los barcos.

20150501_134159  20150501_145913

Por la tarde, ya de vuelta a casa después de la playa tomamos la que probablemente ha sido la peor decisión de todo el viaje hasta el momento: visitar Castelmola que es un pueblo colgado por encima de Taormina, a apenas un par de kilómetros, y que tiene las que probablemente son las mejores vistas del Etna y también de toda la Bahía y que además, molar mola. Pero ha coincidido que hoy había un festival de rock y el pueblo estaba tan a rebosar que al final hemos tenido que cenar en un restaurante panorámico con vistas a una maravillosa pared en el que hemos tenido que esperar una hora y media a ser servidos. ¡Una pena!
20150430_21441020150501_20140620150501_201317
Y mañana ya se acaba este viaje, de nuevo al barco, a Roma y a la rutina. Pero aún nos quedan horas para disfrutar y para seguir contándolo.

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “Sicilia 7: Taormina”

    1. Pues sabes que lo que más echo de menos es tener un trabajo por cuenta ajena normal y corriente sobre el que hacer girar toda mi jornada y crear así una rutina? ¡¡Es lo malo de ser cuadriculada, pero a la vez desorganizada y vaga, que necesito que alguien o algo me organice la agenda, porque sino tiendo a desaprovechar el tiempo!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s