La luna

¿Cuándo algo extraordinario se convierte en cotidiano? ¿Cuándo las mariposas se caen de las cajas y pierdes la magia? ¿Cómo se puede volver a mirar con ojos de “primer amor” aquello por lo que ya has perdido más de una batalla? Dos años y tres días después Roma sigue siendo preciosa, más aún bajo el brillo de la luna llena de finales de agosto, sin embargo hoy, al cruzar el río volviendo del parque Doria Pamphilj, la ciudad me ha sabido a vieja conocida, como esa anécdota que, por muy divertida que sea, ya te sabes de memoria, como esos guapos que al final sólo logran atraer tu atención un segundo…lo que tardas en mirarles. Pero a veces hay que pasar por encima de lo obvio, superar tus propios prejuicios y aventurarte hacia un camino sin destino, o en este caso con un fin…¡seguir descubriendo Roma! 

luna

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “La luna”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s