La dura vida del turista

La vida de expatriado – aunque cada uno entienda por patria lo que le de la gana – a veces es difícil, pero en general te da unas experiencias y unas perspectivas difíciles de vivir en otra situación. Y a veces te sorprendes pensando “¡qué suerte estar aquí!”. Y, sin lugar a dudas, es una suerte estar en Roma, que es una ciudad maravillosa…sobre todo de noviembre a febrero. Los demás meses, esto es lo que te encuentras cuando vas al centro:

 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s