El pimentón dulce

Italia afecta. Afecta el estar separado de la gente a la que quieres y afecta también la ausencia de las delicias gastronómicas que te han hecho crecer. Aunque ni los kilómetros de separación son tantos, ni la comida es, ni mucho menos, mala. Pero la distancia altera los recuerdos y acentúa las necesidades. Y ahora mismo estaréis pensando “ya le ha dado lo suyo, ¿a qué viene todo esto?”. Pues viene a que lo más gracioso que me ha pasado hoy (que no es un buen día, porque creo que me he resfriado) es que me han mandado un mensaje a este mismito blog que ahora estáis leyendo, preguntándome si tengo pimentón dulce y a qué precio. Pues tener tengo y uno muy rico además que me trajeron de Cáceres. ¿Qué precio creéis que estarían dispuestos a pagar por él, que se lo vendo?

20151002_215016_resized

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “El pimentón dulce”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s