Ladrón de bicicletas

Evidentemente, no me atrevo a hacer un análisis de esta película que está considerada una obra maestra, una de las mejores representaciones del neorrealismo italiano. La película ya la había visto hace muchísimos años en la universidad, y hoy la volví a ver con más interés aún, por dos motivos: primero, la historia sigue siendo tremendamente actual y conmovedora y segundo, las imágenes de una Roma retratada hace ya casi 70 años, con una verdad apenas soñada por otras películas que eligieron la misma localización. El final, con ese niño sujetando la mano de su padre, que lo ha perdido todo, hasta la dignidad, y perdiéndose entre la gente no tiene precio.

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s