Vidas Santas

Hoy prácticamente no he hablado con nadie, más allá de la conversación trivial del supermercado y el gimnasio. He pasado la jornada tratando de estudiar y de escribir. Tratando, digo bien. Y en estos días de rutina y reclusión, ¿qué puedo aportaros de mi vida como una romana? Pues la imagen de un santo ¡claro!. En este caso la de San Juan Nepomuceno que nos recibe a la entrada de Ponte Milvio. Y ya por curiosidad, os cuento que fue martirizado por guardar el secreto de confesión y es el protector contra las calumnias (o eso pone la wikipedia) 😀 

20160130_140050_resized

 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s