El Duende

Ayer por la noche fuimos con dos belgas, un español y tres italianos a un restaurante patrio. Vamos a ver, yo nunca lo haría, pero ni la idea, ni la reserva fueron mías. En todo caso lo pasamos bien, aunque el restaurante no deja de ser un restaurante español para italianos, donde la paella es una refrito de arroz con cosas y el arros negre ni siquiera es negro, donde la tortilla no pasa de fritada y una de las tapas típicas era una especie de requesón con berenjena…¿quién no recuerda a su abuela cocinando ese plato los domingos al mediodía, verdad?.  Pero bueno, no hay nada que un par de vasos de sangría y una buena conversación no puedan obviar…
Y hoy para continuar con las combinaciones extrañas nos fuimos a comer comida japonesa a casa de unos amigos italoamericanos, junto a otros siete italianos…¡¡viva la amalgama de culturas!!. Pero mejor sin comilonas que tiran por tierra el entrenamiento de toda la semana (porque claro, después de la livianeza del sushi, nos zampamos unas buenas crostatas de chocolate para compensar…¡¡ayyy!!) 

 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s