Liguria 3: Camogli y Portofino

Hoy fuimos más al norte, hasta Camogli, un precioso pueblo de la rivera ligur. Qué maravilla el color de sus fachadas pastel contrastando con el intenso azul del mar Tirreno. Los pescadores trabajando bajo la atenta mirada de los turistas que espontáneamente se despojaban del invierno y se tumbaban al sol. Y los bambini que han inaugurado temporada de baño.
Después de comer nos acercamos por una carretera llena de cipreses y olivos, siempre con el mar presente, hasta Santa Margherita, otra preciosa ciudad, aunque mucho más grande que la anterior. Todos los pueblos de hoy se merecen al menos un día entero cada uno para pasearlos y sobre todo disfrutarlos. La cuestión es que santa Margherita era para nosotros solo ciudad de paso hacia Portofino, pero allí la policía nos han parado el coche, puesto que Portofino tiene el tráfico limitado y ya estaba lleno. Así que hemos aparcado allí mismo el coche y a través de un precioso camino peatonal entre el mar y el monte hemos recorrido los algo más de tres kilómetros que separan ambas ciudades. Maravillosa también Portofino, parque natural. Un bonito lugar para perderse. Aunque a juzgar por la cantidad de gente que había por allí, no he sido la primera en pensarlo. La mayoría simplemente estamos de paso y solo unos pocos privilegiados – esos que pueden comprar en las tiendas de lujo que abundan – se quedan en sus villas con vistas al paraiso. Como las que tiene el castillo Brown, que ademas tiene un paseo gratuito a su alrededor, que baja hasta el puerto, que es mas que recomendable. De vuelta a casa pasamos también por Rapallo, otro de los bellos pueblos de la zona y además muy animado, y caminamos por el paseo marítimo de Sestri Levante, un pueblo con un toque especial, preciosos edificios y enormes playas desde donde vimos una puesta de sol increíble, pero tan breve que me dio tiempo a disfrutarla, pero no a fotografiarla. En todo caso, el cansancio ha sido más fuerte que todas sus tentaciones y hemos vuelto a Levanto a descansar. Otra vez será 🙂

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s