A la carrera

Que digo yo que poco os interesará mi vida, pero en fin, es que hay veces que la vida es sólo vida, de esa rutinaria y aburrida, que tampoco vivo en una montaña rusa de emociones ¡oiga! (y creo que digo bien, si añado un “afortunadamente”), así que en días como hoy tengo más bien poco que contar, ya sabéis, el fisio, las clases, cocinar, recoger a los bambini, salir a correr…en eso, si queréis que os cuente, estoy muy contenta hoy, porque después de tres meses dándome a la vida del cerdo, la verdad es que salí con pocas expectativas, de hecho mi objetivo casi olímpico era intentar aguantar un kilómetro sin echar el bocio, pero al final, así al trote, al trote, logré hacer cinco, con lo que me doy por satisfecha, contenta porque algo de memoria aún tiene mi cuerpo (para lo malo y para lo bueno, porque hay que ver cómo se acuerda el cochinorro de lo que le gusta el chocolate por más que yo intento que se olvide…). ¿Y qué más queréis que os cuente? Que mejor os dejo una fotillo chula para que compense esta insufrible perorata.

20160504_112838

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s