Mille miglia

Me gustaría poder acompañar con mis propias fotos esta historia, pero es que las pocas que he sacado, me han salido verdaderamente mal. Y es que lo de los móviles tiene sus ventajas, pero también bastantes inconvenientes. Lástima, porque hoy han pasado por Roma coches preciosos y muy exclusivos. Y es que desde el año 2013 Brescia ha recuperado Le mille miglia, que fue una de las más importantes carreras de coches de Europa desde 1927 a 1957, a la altura incluso de LeMans. Fue una carrera de gran popularidad, sobre todo porque, aunque la participación estaba limitada a los ricos, también la podían disfrutar los pobres, pues pasaba por muchos pueblos a lo largo y ancho de Italia, hasta que un piloto español, Alfonso de Portago, descendiente de Cabeza de Vaca, tuvo un accidente en uno de esos pueblos que, además de acabar con su vida y la de su copiloto, también se llevó por delante la de diez espectadores. Después de eso, se suspendió la Mille Miglia, aunque la tradición del motor se mantuvo en Brescia. Este año, en esta nueva revisión de la ya tradicional carrera, el recorrido va desde Brescia a Brescia, pasando por Roma, desde el 19 al 23 de mayo y yo hoy, concretamente, me los encontré por casualidad en Villa Borghese.

infogeneraliok

http://www.1000miglia.eu/

Tartineria

En una de estas que, sin saber muy bien cómo, los bambini se van a dormir a casa de unos amigos y te encuentras con maridísimo sola en una noche de jueves, te dice “nena, tú vales mucho” (bueno, esto es una licencia poética, dejadme soñar) y termináis cenando en un restaurante muy pequeñito que acaban de inaugurar al final de la calle: tartar de atún, flan de calabacín, falafel y tarta caprese…buoooono!!

Baby K

Me parece que nunca os he puesto una de las canciones favoritas de los bambini, pero es que las últimas veces que he compartido algo de música, me ha entrado la vena sensiblera y he terminado apostando por los cantautores…Hoy cambio radicalmente de tercio y os dejo con Baby K, el éxito absoluto del invierno en Italia, y comparto esta canción no solo porque me saca una sonrisa al recordar a mis vastaguitos bailando sobre la mesa, sino también porque el vídeo me trae a la memoria una peli que marcó a toda una generación, la mía precisamente, “Thelma y Louise” y porque independientemente de la melodía, que al menos es animada, y de la letra, que dice poco, no estaría nada mal ir de Roma a Bangkok pasando por Londres, buscándote o, mejor, directamente contigo 🙂

A la carrera

Que digo yo que poco os interesará mi vida, pero en fin, es que hay veces que la vida es sólo vida, de esa rutinaria y aburrida, que tampoco vivo en una montaña rusa de emociones ¡oiga! (y creo que digo bien, si añado un “afortunadamente”), así que en días como hoy tengo más bien poco que contar, ya sabéis, el fisio, las clases, cocinar, recoger a los bambini, salir a correr…en eso, si queréis que os cuente, estoy muy contenta hoy, porque después de tres meses dándome a la vida del cerdo, la verdad es que salí con pocas expectativas, de hecho mi objetivo casi olímpico era intentar aguantar un kilómetro sin echar el bocio, pero al final, así al trote, al trote, logré hacer cinco, con lo que me doy por satisfecha, contenta porque algo de memoria aún tiene mi cuerpo (para lo malo y para lo bueno, porque hay que ver cómo se acuerda el cochinorro de lo que le gusta el chocolate por más que yo intento que se olvide…). ¿Y qué más queréis que os cuente? Que mejor os dejo una fotillo chula para que compense esta insufrible perorata.

20160504_112838

Bicicleta y patines

Hoy salí por primera vez a montar en bici desde hace tres meses. Aún no tengo la mano del todo bien, aún está algo hinchada, sobre todo por la mañana, pero me dicen que todo es normal…aunque ya sabemos que para los médicos todo es normal hasta que empieza a ser irreversible 😦
En fin…que fui a villa Borghese, hasta la bandera de gente tratando de disfrutar del leve sol tras el diluvio de ayer. Lo mejor un campeonato de salto sobre patines…¡¡increíble!!

 

Splendide

Dice Carmen Posadas que a cada amigo hay que saber qué pedirle. Totalmente de acuerdo. Me duelen esas críticas gratuitas sobre lo que los amigos están dispuestos a hacer por ti, sin valorar en la misma medida lo que tú haces o estás dispuesto a hacer por los demás. Aceptémoslo, en muchos casos somos nosotros los que no sabemos pedir ayuda y no son los demás los que nos la niegan. En cualquier caso, como ya os he dicho, sea para enjugarte las lágrimas, sea para sacarte de un apuro o sea para ir de fiesta…¡¡qué bueno es tener amigos!!. Hoy una de ellas me invitó a un evento promocional en el Hotel Splendide Royal de Roma…y cómo nos hemos puesto: para empezar, nos hemos puesto al día y para seguir nos hemos empachado de bocaditos (luego me quejo de que cada vez cuesta más abrochar los pantalones) y de las vistas del atardecer sobre la ciudad.

 

Ai tre scalini

Una entrada gastronómica por el barrio de Monti, muy cerca del Coliseo, que ya sabéis que me gusta mucho: Ai tre scalini…¡¡muy rico todo!!. Para comer entre jóvenes trabajadores a mediodía o para tomar un yo qué sé o un qué sé yo a media tarde, este local curiosamente decorado, destaca por su fachada llena de plantas trepadoras y por su personal que amablemente te hará algunas recomendaciones fuera de carta. Puede ser una buena opción para los que no busquen un italiano 100%. En este caso os dejo ensalada de bacalao, lasagna vegetal, berenjenas rellenas y provola con nueces.